+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL PLURILINGÜISMO, DE NUEVO EN LOS TRIBUNALES

Marzà: «No habrá inconstitucionalidad»

El conseller reitera que el decreto inicial «se derogará en breve, y con él, la petición»

 

Vicent Marzà. -

CRISTINA GARCIA
22/12/2017

El conseller de Educación, Vicent Marzà, aseguró ayer que el procedimiento abierto por la Diputación de Alicante para elevar la inconstitucionalidad del decreto ley, la segunda norma sobre plurilingüismo de la Generalitat, tras la suspensión cautelar de la primera por el TSJ, «no tiene ningún recorrido» porque este estará derogado «en breve».

Marzà señaló estar «tranquilo», porque, como se informó desde la Conselleria el miércoles, tras conocerse la petición, «el procedimiento decaerá como el propio decreto», e incidió en que la derogación de la norma será aprobada «en breve» en un próximo pleno del Consell, aunque explicó que «falta el último informe».

«El procedimiento que tiene la Diputación de Alicante carecerá de objeto porque el decreto de plurilingüismo estará derogado en breve», insistió el conseller, quien agregó que la decisión de la corporación provincial alicantina «no tiene recorrido». Y lanzó un mensaje de «total tranquilidad y normalidad a los centros educativos, conforme ha estado antes de iniciar el curso».

A su juicio, «lo único que demuestra la Diputación de Alicante es que hace política vía tribunales en lugar de pararse a pensar en el bien del conjunto de la ciudadanía. Esconden una vieja política que lo único que sabe es llevar al beneficio particular las cuestiones de la política real», espetó.

OFICINA DE DERECHOS LINGÜÍSTICOS //

En paralelo, ayer, el PP de la Comunitat anunció que recurrirá al TSJ el decreto que regula el funcionamiento de la Oficina de Derechos Lingüísticos por considerar que se están «vulnerando derechos personales y la libertad de los ciudadanos». Lo dijo la diputada del PP en Les Corts María José Ferrer, quien criticó que «la entidad pueda tomar decisiones sobre las relaciones en el ámbito privado», y defendió «el fomento y promoción del valenciano, pero no que se castigue a quienes usan cualquiera de las dos lenguas oficiales de la Comunitat.

Ferrer denunció asimismo que este ente es «un corta y pega» del modelo catalán, que lejos de favorecer y traer convivencia y entendimiento ha acabado trayendo «secesión y fractura social». //

Temas relacionados