+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GIRO TOTAL EN LA ÚLTIMA DÉCADA

La matrícula a plazos ya se impone en la UJI duplicando al pago único

La propuesta va a más curso tras curso y este 2018 suma dos de cada tres alumnos. 9.078 estudiantes optan por fraccionar en dos o siete veces y 4.512 en una sola

 

Un grupo de alumnos de la Jaume I, en el campus de Riu Sec. - BATISTE SAFONT

CRISTINA GARCIA
23/04/2018

La matrícula a plazos se impone en la UJI y ya son dos de cada tres alumnos los que optan por fraccionar el pago en dos o siete mensualidades. Cuando muchas familias de bachilleres están haciendo cuentas de cuánto les va a costar que sus hijos empiecen una carrera el curso que viene, la medida ha dado un giro de 180 grados desde que se pusiera en marcha, en el 2009, hace casi una década, y ha ido a más año tras año hasta este curso, en el que ya llega a duplicarse.

Lo dicen las cifras: 4.512 pagan a toca teja, de una vez; mientras que 9.078 lo hacen en dos (3.434) o en siete (5.644). «Esta flexibilidad supone un balón de oxígeno para las familias, que deben afrontar matrículas de entre 1.000 y 1.700 euros, eso en el caso de que el universitario lo apruebe todo a la primera; la segunda y hasta la cuarta convocatoria va subiendo el precio; y más aún en los másters», como explica el portavoz del Consell de l’Estudiantat, Jorge Ribes.

La vicerrectora de Estudiantes, Pilar García Agustín, señala que «la Universitat es consciente de la difícil situación de muchos alumnos y el fraccionamiento se ha ido generalizando». El primer curso en el que se permitió este pago a plazos, entonces en dos o en cuatro, fueron 4.916 alumnos (4.438 y 478, respectivamente), Y 7.840 lo hicieron en uno. Ahora, la tendencia se ha revertido.

TASAS //

Fue el incremento de las tasas generalizadas impuesto por el Ministerio de Wert, el que disparó la tendencia, en el 2012, pero la reciente bajada propuesta por el conseller de Educación, Vicent Marzà, que llega al 15% (unos 200 euros menos) no ha frenado la iniciativa en los tres últimos años.

El año pasado, sin ir más lejos, el porcentaje fue del 62,5% fraccionado, frente al 38,5% del 2012. Este año crece un poco más, hasta el 66,7%, lo que supone que dos de cada tres de los 13.590 estudiantes de Riu Sec se apuntan a pagar a plazos. La acogida es «buena, tanto en grado como en máster», asegura la vicerrectora García Agustín, con «un importante descenso curso a curso en el abono único».

El Ministerio concede seis de cada 10 becas
solicitadas con las de la Conselleria a más

--Seis de cada 10 becas solicitadas al Ministerio de Educación para afrontar el pago de la matrícula en la Universitat Jaume I este curso han tenido el ‘Ok’, según fuentes del campus de Riu Sec. Es una tendencia, sobre el 65%, que se ha ido manteniendo a lo largo de los últimos cursos, consolidando la cifra de ayudas, que este curso estará en las 3.854 de las 6.577 pedidas en septiembre, aunque en cifras globales supone un incremento año a año, tras las 3.222 del 2014; o las 3.705 del 2015, por ejemplo, y el bajón del pasado 2017, con 3.271. En la otra cara de la moneda, a 2.564 estudiantes se la han denegado, y la mayoría de estos esperarán la convocatoria de la Generalitat valenciana, que todavía no se ha dilucidado.

--No obstante, las ayudas del Consell no han dejado de crecer. La exención de tasas benefició en el 2017 a 338 alumnos, un 20% más que en el anterior, cuando fueron 272. Y ha ido a más desde el curso 2012/13, cuando los estudiantes que disfrutaban de la subvención tan solo sumaban 162 en el caso de Castellón.

Temas relacionados
 

Buscar tiempo en otra localidad