+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

los agentes se trasladarán desde la tenencia de alcaldía

El Mercat de Sant Pere da paso a la primera sede policial del Grao de Castellón

El proyecto está valorado en 93.600 € y dará uso al espacio cerrado en el 2017. Las obras de remodelación del edificio terminarán en unas semanas

 

Los trabajos en el interior del Mercat de Sant Pere transformarán el espacio en una sede para la Policía Local. - FERNANDO GIMENO

ESTEFANIA MOLINER
20/03/2019

Las obras de remodelación del Mercat de Sant Pere del Grau para transformar el espacio en una sede de la Policía Local ya están en marcha y se prevé que a finales de marzo o principios del próximo mes de abril estén terminadas. La empresa Corporación Europea de Servicios y Capitales SAU está ejecutando el proyecto, valorado en 93.600 euros.

La reforma se centra en adecuar la planta baja del inmueble municipal y la demolición de las paredes interiores, lo que dará paso a una nueva distribución de espacios y la instalación de equipamiento adecuado a los usos a los que se dedicará a partir de ahora el edificio. Además, está previsto el acondicionamiento de una zona de vestuarios con taquillas metálicas, bancos y otros elementos. También instalarán un armero con un espacio donde realizarán la carga y descarga de las armas cortas y largas.

El proyecto permitirá que los efectivos de seguridad municipal tengan unas instalaciones modernas, adecuadas a la función policial y con varios departamentos que facilitarán la labor administrativa de los agentes en su objetivo de la vigilancia y mantenimiento de la seguridad, ya que actualmente están muy limitados en las dependencias que ocupan en la tenencia de alcaldía, que comparten con despachos y oficinas de administración.

DOS AÑOS CERRADO

Con la rea-pertura de esta planta del inmueble que en su primer piso alberga una biblioteca, se dará uso a un espacio cerrado desde marzo del año 2017, cuando bajó la persiana el histórico mercado del distrito marítimo después de 30 años de actividad y un goteo de cierre de paradas que desembocó en la clausura definitiva.

Previamente, en el año 2010, se había invertido más de un millón de euros en el proyecto de remodelación de los 800 metros cuadrados del espacio, ideado para unas 13 paradas de comida.

Temas relacionados