+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LAS REIVINDICACIONES DE LA PLATAFORMA SE ESCUCHAN EN BRUSELAS

No a la MAT pide amparo a Europa para conseguir paralizar la línea

«La declaración de utilidad pública no puede ser un escudo para ocultarse», dicen. La comisión de peticiones estudia tramitar de urgencia la solicitud planteada

 

CASTELLÓN
09/11/2016

La Plataforma No a la Muy Alta Tensión (MAT) ha acudido a Bruselas a pedir amparo y solicitar «la paralización de la línea MAT Morella-La Plana» por considerar que incumple la normativa europea. La plataforma se ha entrevistado con la presidenta de la Comisión de Peticiones del Europarlamento, Cecilia Wikström, a quien ha entregado su solicitud.

La plataforma alega la vulneración del convenio de Aarhus, sobre acceso a la información, participación pública en la toma de decisiones y acceso a la justicia en materia de medio ambiente, la Red Natura y el principio de precaución. Según la portavoz de la Plataforma, Ana Palerm, «la declaración de utilidad pública no puede ser un escudo donde esconderse e incumplir la normativa europea». Wikström se ha mostrado muy receptiva y estudia la posibilidad de tramitar de urgencia la solicitud. También ha comentado que le llegan muchas peticiones de España.

La eurodiputada de EU Marina Albiol, quien ha acompañado a la plataforma, ha valorado como «muy útil y fructífera» la iniciativa, porque, además de formalizar su petición para que se paralice el proyecto, los miembros de la plataforma han hecho contactos para que Europa pueda tomar partido en caso de observar alguna irregularidad en el proceso. Albiol defiende que el proyecto atraviesa «una zona de enorme valor medioambiental, paisajístico y cultural y pone en peligro el futuro socioeconómico de la zona y la salud de sus habitantes».

Albiol critica que el Gobierno central no haya querido recibir a los afectados ni haya habilitado mecanismos de participación ni informar debidamente a los ayuntamientos afectados.

Red Eléctrica Española defiende que el proyecto «cumple escrupulosamente con toda la normativa legal vigente». H