+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FESTEJOS POPULARES

‘No’ unánime al segundo médico en los ‘bous’

La derogación está ya sobre la mesa de Les Corts para un cambio en la ley que se aprobó en diciembre del 2017 y que exige la obligatoriedad de un facultativo extra H La ofensiva de los taurinos es unánime y urgen una solución con la temporada en marcha

 

Toros en la Vall. Castellón prevé batir este 2018 su récord de festejos de ‘bou al carrer’ y superar la barrera de los 6.000, en una tradición consolidada. - MEDITERRÁNEO

CRISTINA GARCIA
21/01/2018

Es una voz unánime. Y sin medias tintas. El món del bou dice no a generalizar la obligatoriedad del segundo médico en los festejos populares de la Comunitat, 6.000 previstos para este 2018 en Castellón, y lo dice alto y claro en todos los foros: «Derogación, sí. Moratoria, no». ¿A qué? A la modificación de la ley de espectáculos 14/2010 anunciada que impone el requisito del segundo doctor aprobada el pasado 30 de diciembre en Les Corts, a iniciativa de Podem y con los votos favorables tanto del PSPV, como de Compromís, con la abstención de Ciudadanos y el rechazo frontal del PP.

Y lo hicieron pese al informe desfavorable de la Comisión Consultiva de Festejos Populares de la Comunitat, donde están representados todos los actores del bou. Con la medida ya en marcha desde el pasado día 1, los taurinos han iniciado una ofensiva en todos los frentes, con los partidos políticos también en la batalla, con dos proposiciones de ley sobre la mesa de Les Corts: una del PP que pide la derogación; y una del PSPV y Compromís que dan ahora marcha atrás y proponen una moratoria de dos años.

Polémica ley de Podem, con apoyo de PSPV y Compromís

En un tira y afloja por los Presupuestos de la Generalitat, Podem propone a sus socios del Pacte del Botànic un cambio legislativo en la ley de espectáculos que obliga a todos los municipios que programen cualquier tipo de festejo taurino popular, a contratar un segundo médico. Y no cualquier médico. Tendrá que ser un doctor jefe del servicio, especialista en Cirugía o Traumatología, con conocimientos en Servicio Vital Avanzado, y con un título específico del Colegio Oficial; y un segundo galeno, ayudante, al que solo se le pide la titulación. Con ellos habrá un enfermero.

Los precedentes, en contra y con matices

Previamente, el PP, en nombre del consejo de colegios de médicos de la Comunitat, con fecha de 23 de octubre, había presentado una primera proposición de ley, que no llegó a tramitarse, para que el segundo médico se circunscribiera a los toros cerriles y a los municipios de más de 5.000 habitantes. El 4 de enero, el PP presentó una segunda proposición de ley para pedir ya la derogación. Lo mismo el Consell, en la persona del director general de Emergencias, José María Ángel, que preside la comisión autonómica del bou, que ya había hecho un informe contrario previo que se eludió, y exige a Les Corts abolir la medida y empezar desde cero el debate.

Ofensiva común del mundo taurino por el ‘no’ rotundo

Desde el minuto cero, la afición inicia una ofensiva contra una medida que califican como «la más grave» que ha vivido el món del bou en los últimos 25 años, porque «no hay suficientes médicos, incrementa el coste de cada festejo en una media de 600-700 euros, y hace inviables los festejos en muchos municipios». Lo dice Vicente Nogueroles, presidente de la Federación de Peñas Taurinas de la Comunitat, que ha presentado en Les Corts otro documento firmado por peñas y alcaldes de València y Castellón contra la medida. La comisión consultiva, reunida de urgencia esta semana, había registrado ya en el parlamento un documento firmado «por unanimidad».

Los médicos dicen ‘no’ a generalizar, ‘sí’ a los cerriles

Hasta los médicos rechazan que haya un segundo facultativo en los bous. El Colegio de Castellón, presente en el consejo consultivo, pide que la normativa actual se suspenda sine die y que se reabra la consulta. Ellos mantienen la especificidad del segundo médico solo en los cerriles, los más peligrosos, y en los municipios de más de 5.000 habitantes, donde los festejos son masivos, como en la Vall, Almassora, Onda o Vila-real, por ejemplo. Lo principal es la seguridad, dicen, pero «no hace falta en todos».

PSPV y Compromís dan ahora marcha atrás

PSPV y Compromís, que firmaron junto con Podem el cambio normativo, dan marcha atrás y apuestan ahora por una nueva proposición de ley para establecer una moratoria de dos años que permitan escuchar a los alcaldes, en el seno de la Federación de Municipios y Provincias, y la comisión consultiva; para estudiar el coste real de la medida, quién lo asumiría, si es viable, en qué tipo de festejos hace falta y si hay suficiente personal. De momento, los municipios más taurinos de la provincia, en manos de gobiernos socialistas –en coalición con Compromís la mayoría--, se han sumado a la petición de derogación, en un documento firmado el miércoles en Onda en una cumbre de alcaldes, portavoces y responsables policiales.

Mociones del PP en municipios y Diputación

El PP refuerza su posicionamiento actual de rechazo frontal. Dice no al segundo médico y anuncia que presentará mociones en todos los municipios y en la Diputación para avalar aún más su postura. En el caso de la institución provincial, esta cuestión se debatirá el próximo martes. El vicepresidente del ente, Vicent Sales, aseguró que comparten «el malestar que esta normativa ha generado en las asociaciones taurinas de la Comunitat». «Entendemos que, dada su importancia y relevancia social y cultural, es necesario que las administraciones protejamos estos festejos».

Por su parte, el portavoz popular en Les Corts, Jorge Bellver, dijo que la moratoria supondría «la estocada final a la fiesta de los bous». Al respecto, Podem critica que el PSPV se alinee «con la oposición irresponsable del PP», y abogan por un mapa de riesgos para priorizar la seguridad ante la falta de facultativos.

La norma sigue activa hasta un nuevo dictamen

De momento, la norma sigue vigente. Desde que se activara el 1 de enero, ya la han sufrido en el bou de Veo, el primero de la temporada, donde tuvieron que correr para adaptarse a la nueva ley; en Onda, donde se presentó el primer cerril del año; y en Altura, donde la comisión aún tenía el permiso con la legislación anterior. Este fin de semana le toca el turno a Segorbe y Geldo. Todos, grandes y pequeños, deberán gastarse los 600 euros del segundo médico. Y así mientras no se derogue la normativa, que previamente debe pasar por el pleno del Consell y llegar a Les Corts, donde las dos posturas se verán en una lectura única. No será como se preveía el próximo día 24. Puede que en febrero. Urge. Es la voz de los taurinos. //

Temas relacionados