+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el imán estuvo en julio en benicarló con uno de los conversos de la capital

El norte de Castellón fue clave en la logística del atentado de Barcelona

Los autores de la masacre pagaron a Said Ben Iazza para utilizar su furgoneta. Los terroristas de la Rambla frecuentaban la carnicería del yihadista de Vinaròs

 

La Guardia Civil detuvo en septiembre a Said Ben Iazza en Vinaròs. - MEDITERRÁNEO

X. PRERA
10/08/2018

La investigación que realizó la dirección general de la Guardia Civil sobre las semanas previas a los atentados de Barcelona y Cambrils del pasado 17 de agosto evidencia que el norte de Castellón sirvió a los terroristas como un punto logístico imprescindible para llevar a cabo los ataques. Y ello fue en buena medida gracias a la colaboración prestada por Said Ben Iazza, que fue arrestado el pasado mes de septiembre en Vinaròs y sigue en prisión preventiva.

Tanto el cerebro de los atentados, el imán Abdelbaki Es Satty, como los autores materiales de los ataques en Barcelona y Cambrils se movieron con asiduidad entre el sur de Cataluña y el norte de la provincia, y estuvieron varias veces en Vinaròs. En la capital del Baix Maestrat, según los investigadores, «frecuentaban» la carnicería del tío de Ben Iazza, cuyo papel es descrito en el sumario, al que ha tenido acceso Mediterráneo, como clave para la consecución de la masacre. Si Ben Iazza fue tan importante al ceder a Younes Abouyaaqoub (autor del atropello en la Rambla) y Mohamed Hichamy (abatido en Cambrils) su documentación y una furgoneta para comprar material para explosivos es porque era desconocido para la policía.

Los investigadores apuntan que «difícilmente» se le podría relacionar «con otros miembros de la célula» si el atentado no hubiera sido consumado, y añaden que las compras a su nombre y la utilización de su vehículo «habrían actuado presuntamente de pantalla cara a un rastreo» de los movimientos de los jóvenes de Ripoll.

En el sumario se evidencia que los terroristas pagaron 15 euros a Ben Iazza por usar su Ford Transit y que le llenaron el depósito.

MÁS MOVIMIENTOS

También en Vinaròs, otros dos implicados, Youssef Aalla (muerto en la explosión de Alcanar) y Mohamed Houli (ahora encarcelado) vendieron joyas en dos ocasiones y lograron ingresar más de 2.000 euros para financiar el atentado.

Asimismo, en el Maestrat estuvo el imán de Ripoll, que un mes antes de los ataques fue a Benicarló junto a uno de los dos conversos de Castellón que se había trasladado a vivir allí. Comieron en un bar cercano al mercado, pero el sumario no da detalles sobre el motivo de la visita.

Temas relacionados