+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TESOROS DE LA TERRETA

Ocho parques naturales que visitar en la provincia de Castellón

El Penyagolosa o las Islas Columbretes son algunos de los enclaves protegidos con los que cuenta la zona

 

Ocho parques naturales que visitar en la provincia de Castellón -

MARGARITA MARTÍNEZ
13/04/2019

La provincia de Castellón cuenta con ocho parques naturales y, siendo además la segunda provincia de España más montañosa y con más espacios con este nivel de protección. La mayoría de los parajes cuentan con itinerarios señalizados, visitas guiadas, paneles interpretativos, folletos, aparcamientos, áreas recreativas, merenderos... La buena comunicación y proximidad a los principales núcleos hace que estos espacios naturales se conviertan en lugares perfectos para realizar excursiones.

Parque Natural de la Serra d’Irta

La Serra d’Irta es un espacio protegido de 12.000 hectáreas de superficie, ubicado al norte de Alcossebre. Declarada parque natural en 2002, en la Sierra de Irta podemos encontrar uno de los acantilados más altos de la Comunitat Valenciana, albergando, además, manantiales de agua dulce a orillas del mar.

El paisaje posee una vegetación rica y variada, donde predomina el matorral mediterráneo. En cuanto a la fauna destaca la presencia de aves marinas y las especies de anfibio.

Los visitantes podrán disfrutar de varias rutas de senderismo con guías, que les llevarán a conocer la naturaleza apreciando todas sus características.

Parque Natural de La Tinença de Benifassà

La Tinença de Benifassà, declarada parque natural el año 2006,  posee una superficie de casi 5.000 hectáreas, que abarca parte de las comarcas de els Ports y el Baix Maestrat. Su paisaje contiene gran diversidad de vegetación y fauna autóctona y muchas aves rapaces, que se encuentran en protección.

Una parte del  territorio se integra en la Reserva Nacional de Caza Puertos de Tortosa y Beceite. Una red de senderos señalizados une los siete pueblos de la Tinença –Bel, el Ballester, El Boixar, Castell de Cabres, Coratxà, Fredes i la Pobla de Benifassà- en itinerarios excursionistas que permiten conocer este paraje extraordinariamente conservado.

Parque Natural del Desierto Las Palmas

El Desierto de las Palmas, declarado paraje natural en 1989, comprende una extensión de más de 3.200 hectáreas y forma parte de cinco términos municipales: Benicàsisim, Cabanes, La Pobla Tornesa, Borriol y Castelló de la Plana.

Uno de los mayores encantos es el contraste paisajístico desde donde se pueden ver las tierras del interior castellonense, el golfo de Valencia y las Islas Columbretes.

 Es una zona muy visitada por los habitantes de la provincia, ya sea para hacer senderismo o para practicar bicicleta de montaña. Además, cuenta con un restaurante mirador perfecto para comer un buen arroz típico castellonense.

Parque Natural del Penyagolosa

El Penyagolosa ocupa una superficie de 1.094,45 hectáreas, localizado entre los términos de Vistabella del Maestrat, Villahermosa del Río y Xodos. Además, es el segundo pico más elevado de la Comunitat Valenciana, con 1.814 metros de altitud, solo superado por el Cerro Calderón, con 1.838 metros.

En el Penyagolosa, declarado parque natural en 2006, se puede observar una variada vegetación, dominando los bosques de encinas, robles y pinares. Con respecto a la fauna, destaca la concentración de rapaces, sobre todo, el águila real.

El parque natural es ideal para practicar senderismo y su ruta más famosa se encuentra entre Castelló y Sant Joan de Penyagolosa.

Parque Natural del Prat de Cabanes – Torreblanca

El Prat de Cabanes – Torreblanca, declarado parque natural en 1998, es una antigua albufera cerrada al mar por un cordón litoral de gravas y cantos. Este paraje cuenta con más de 860 hectáreas y abarca gran parte de la comarca de la Plana Alta.

Es la principal zona húmeda de la provincia, al tiempo que uno de los hábitats húmedos menos alterados de la Comunitat Valenciana. El mayor atractivo es su fauna, que cuenta con especies como el camarón, el fartet o el samaruc, considerado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como una de las 24 especies de vertebrados en mayor peligro de extinción de Europa.  

Parque Natural Islas Columbretes

Las Islas Columbretes es un archipiélago formado por cuatro islas volcánicas que se han convertido en una de las reservas naturales más importantes de la Comunitat Valenciana por su amplia diversidad biológica y ecológica. Las Columbretes, declaradas reserva natural en 1988, están situadas a 56 kilómetros del Cabo de Oropesa.

En total, el archipiélago abarca más de 5 millas náuticas, con un total de 19 hectáreas de tierra, de las cuales 14 pertenecen a L’Illa Grossa, donde se encuentra el faro de Columbretes.

En cuanto a la fauna podemos encontrar una gran cantidad de especies marinas, como el halcón de Eleonor, la gaviota de Audouin, la pardela cenicienta, el halcón marino y el cuervo marino. Entre los animales destaca el grupo de los artrópodos con 10 insectos endémicos.

Por 60 euros, salen golondrinas desde Oropesa del Mar, Castelló, Peñíscola, Alcossebre o Borriana.

Parque Natural Serra d’Espadà

La Serra d’Espadà, declarada parque natural en 1998, ocupa más de 31.000 hectáreas, hecho que lo convierte en el Espacio Natural Protegido de mayor extensión de la provincia.

Este paraje natural se encuentra localizado al sur de Castelló y ofrece una gran variedad en cuanto a vegetación: pinares de pino rodeno, el típico bosque mediterráneo de encinas, pero sin duda, el bosque de alcornoques es el ecosistema más representativo del parque.

La fauna que aparece, es resultado de la diversidad de paisajes y ambientes que posee. Se pueden encontrar especies como el sapo común, el sapo corredor y, el más interesante, el gallipato o venancio. En cuanto a reptiles hay diversas especies como el fardatxo, la lagartija colilarga, la culebra de escalera y la culebra bastarda. Respecto a la avifauna destaca las rapaces.

Además, la Serra d’Espadà cuenta con dos pequeños embalses, hermosas panorámicas y numerosas áreas recreativas.  

Parque Natural Serra Calderona

La Serra Calderona, declarada parque natural en 2002, está situada entre la provincia  de Castellón y València. Comprende una extensión de 18.019 hectáreas y está formado por barrancos y desniveles, entre los que destacan los 907 metros de altura del pico de Gorgo o los 601 metros del Garbí.

Entre sus rutas más interesantes encontramos la ruta de los molinos de Gátiva o la ruta del Garbí, en las cuales podrás disfrutar de una diversidad de flora y fauna, con un gran dominio de pinos y alcornoques.

Asimismo, es un espacio natural declarado zona ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves). Entre las aves destacan: el águila culebrera, perdicera, cernícalo común, ratonero común, búho real, etc.