+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El sector reclama seguir el ejemplo de otras comunidades

El ocio nocturno cuestiona que Barceló diga que no tiene potestad para reabrir

Sanidad insiste en que el cierre es a nivel estatal y no tiene al respecto competencia

 

Protesta del sector del ocio nocturno en Castelló. - DAVID GARCÍA

S. RIOS
02/12/2020

Un jarro de agua fría. Es lo que recibió ayer el sector del ocio nocturno, tras las esperanzadas generadas 24 horas antes en la reunión que mantuvieron con responsables de Sanidad, Turismo, Presidencia y Emergencias. El plazo para acordar fórmulas que permitan al sector reabrir sus puertas en horario diurno siguiendo las directrices y restricciones sanitarias marcadas para la hostelería vence hoy, aunque Sanidad ya ha mostrado ciertas reticencias, dejando en manos de otros estamentos la decisión de autorizar su actividad fuera de la noche.

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, aseguró que el cierre del ocio nocturno es una decisión que adoptó el Consejo Interterritorial que ella no puede modificar. Así lo indicó durante la visita que realizó al Hospital General de Castelló, junto con la comisionada para la Transformación de la Atención Primaria, María José Lloria, al ser preguntada por las reclamaciones del sector de pubs y discotecas para abrir en la franja diurna.

«Esta decisión es vinculante para todas las comunidades autónomas y no puedo modificar un acuerdo que recoge que el ocio nocturno tiene que estar cerrado, y otras cuestiones ya no son competencia de esta consellera», concluyó Barceló.

Malestar del sector del ocio nocturno

Sus palabras pronto tuvieron réplica desde la Asamblea de la Acampada del Ocio Nocturno de la Comunitat Valenciana, quienes sostuvieron que la reapertura de los locales no es una decisión sanitaria, sino «puramente económica del Gobierno de la Generalitat, como la que se ha adoptado para la recuperación de la actividad de las pymes de la totalidad de los sectores de la economía».

El colectivo, que advierte de cierres masivos al estar algunos locales cerrados desde hace nueve meses y otros desde mitad de agosto, cuando se declaró la suspensión de esta actividad en pleno verano añade que «no existe ninguna justificación para mantener al ocio nocturno cerrado, utilizándolo como chivo expiatorio y criminalizándolo como única justificación posible para mantener su actividad restringida».

Por otro lado, ven necesario «aclarar» a Barceló y «explicar el error que sigue sosteniendo de que la decisión de mantener cerrados los locales de ocio es de la Comisión Interterritorial a nivel estatal». «La Comisión decidió suspender la actividad recreativa de bares de copas y discotecas, y lo que ahora se pretende es recuperar la actividad hostelera de esos establecimientos, manteniendo la suspensión del baile y de cualquier otro servicio recreativo», recalca el colectivo.

Otras soluciones

Así, señala que si hasta 12 comunidades autónomas han encontrado fórmulas, soluciones y alternativas para abrir los locales de ocio para prestar servicios de hostelería, utilizar sus terrazas o desarrollar cualquier tipo de actividad cultural, «resulta inaudito que la consellera de Sanidad insista en su incapacidad para resolver este problema por carecer de competencias».
Solo en la ciudad de Castelló hay medio centenar de locales de estas características cerrados.

Acampada

La Asamblea de la Acampada del Ocio Nocturno de la Comunitat Valenciana lamenta que «mientras se van pasando la pelota unos a otros, cada día asistimos a cierres en cadena de establecimientos del sector», por lo que confía en que hoy mismo el Consell y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, «anuncien la solución al conflicto enquistado de los locales de ocio nocturno, porque de otra manera se convocará con carácter inmediato la acampada a las puertas del Palau de la Generalitat».