+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EMITIRÁN CERTIFICADOS obligatorioS para quien quiera alquilar o vender un piso o local

‘Overbooking’ en Castellón para ser inspector energético de edificios

Los profesionales de la construcción ven una salida para un sector estancado. Por los cursos han pasado 100 personas y en la FUE-UJI ultiman la 6ª edición

 

NOELIA MARTÍNEZ
12/02/2013

Hasta lista de espera. Los cursos para obtener la capacitación para ser inspector de certificación energética de edificios existentes han registrado en la provincia de Castellón un auténtico overbooking, dado el alto nivel de paro entre técnicos de la construcción que ven una oportunidad para su reinserción laboral.

¿Por qué este boom? El Gobierno prepara una nueva normativa, que debía entrar en vigor en enero, pero al final se ha pospuesto, con toda probabilidad, a abril. En base a esta, desde su aprobación, las nuevas operaciones de alquiler o venta de pisos o locales deberán tener un certificado energético del inmueble, a modo de sello informativo, una escala como la de los electrodomésticos.

Todo un campo de posibilidades. De ahí que hasta ahora, en tan solo un mes, en la provincia, más de un centenar de aparejadores, arquitectos e ingenieros industriales han participado en la formación, impartida desde principios de febrero, desde la FUE-UJI --que ya prepara su quinta edición, para marzo, e incluso una sexta-- y los colegios de los profesionales que pueden optar a esta capacitación.

“Tenemos un límite de 20 personas por grupo, pero al quedarse siempre alumnos en espera, vamos organizando más. Es una vía de salida laboral, y además bastante inminente”, explica el responsable de Formación de la FUE-UJI, Lucas Pérez. “Nos vienen profesionales de toda la Comunitat. De la provincia de Castellón (Burriana, Vila-real, Benicàssim...), pero también de Valencia”. En cuanto al perfil, la edad oscila de los 25 a los 50 años, muchos de ellos autónomos. Desde el colegio de ingenieros técnicos resaltaron que la demanda aún podría ser mayor, “pero el coste del curso no todos pueden permitírselo”.

MÁS EMPLEO // La gerente del Colegio de Aparejadores, Mª Luisa Pobo, agregó que el propietario que encargue esta certificación energética de la vivienda, “recibe también unas recomendaciones para ahorrar más energía, ya sea de aislamiento de ventanas, fachada, etc”. En este sentido, aunque no será obligatorio, se abre el abanico de empleo a electricistas, fontaneros, si el dueño está interesado en ofertar su piso con una etiqueta mejor que lo diferencie del resto. “Será un factor más a la hora de elegir”, apunta Pobo. H

Buscar tiempo en otra localidad