+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PROYECTO EN EL AEROCLUB DE CASTELLÓN

El PP logra el apoyo del Bloc para la universidad de idiomas

  •  Alberto Fabra califica la propuesta de "novedosa y distinta"


  •  Subías elude pr
  •  

    PALOMA AGUILARPALOMA AGUILAR 02/12/2003

    El PP y el Bloc del Ayuntamiento de Castellón irán de la mano en la defensa del proyecto que se desarrollará en los terrenos del aeroclub y que contempla una universidad de idiomas, tal y como adelantó el periódico Mediterráneo en su edición del pasado sábado.

    El portavoz del equipo de gobierno, Alberto Fabra, calificó esta propuesta del Patronato Municipal de Turismo y que ya estudia la Generalitat Valenciana de "buena, muy novedosa y distinta de lo que se ha hecho hasta ahora, porque lo principal es que cualquier desarrollo genere riqueza en ese entorno". Fabra, quien aseguró que gracias a las buenas comunicaciones de los terrenos del aeroclub "se sacará un buen partido de la zona", se mostró confiado en que el proyecto cultural "sea un referente a nivel nacional".

    Por su parte, el concejal nacionalista Enric Nomdedéu, quien explicó tener conocimiento de esta idea, apostó por esta universidad de idiomas "porque no nos desagrada. Nos gusta y apostamos por este parque hotelero y cultural de calidad". Un apoyo que, según Nomdedéu, le mostrarán al PP "a pesar de tener que conocer más en profundidad este proyecto que será beneficioso para la ciudad de Castellón".

    CONSENSO Sin embargo, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, a pesar de asegurar que su grupo político buscará el consenso en este proyecto, se desmarcó ayer sin querer pronunciarse "hasta que conozcamos lo que quiere hacer el Ayuntamiento de Castellón de forma definitiva en los terrenos del aeroclub".

    Los socialistas del consistorio de la capital de La Plana, en palabras de su portavoz, mostraron también "desconfianza" en el proyecto a pesar de estar ya avalado por la Generalitat Valenciana y el Instituto Cervantes, tal y como adelantó este diario.