+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL BIPARTITO ESPERA EL APOYO DE CSEM

El presupuesto municipal de Castellón será de 176 millones de euros en 2018

La Junta de Gobierno aprueba la propuesta económica y ahora se abre el periodo de enmiendas

 

Presentación de los Presupuestos municipales -

R. D. 09/01/2018

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este martes el presupuesto del Ayuntamiento de Castellón para 2018, que se eleva a 176.029.349 euros, un 3,03% superior al del año anterior y el de mayor cuantía de la última década. La alcaldesa, Amparo Marco, ha presentado en rueda de prensa el documento, que, a su juicio, “consolida las bases del cambio y demuestra que este Gobierno municipal tiene proyecto”. El proyecto se abre ahora a la presentación de enmiendas por los grupos de la oposición y será llevado al pleno.

Para la alcaldesa se trata de "un presupuesto que confirma que este Gobierno municipal tiene un proyecto de ciudad. Porque hay un proyecto de ciudad claramente definido en el Plan General. Hay un proyecto de ciudad con las inversiones 20,2 millones de euros de los fondos EDUSI. Hay un proyecto de ciudad en el Plan Estratégico de Empleo y del Plan Estratégico de Turismo. Hay un proyecto de ciudad en la nueva política fiscal municipal, ajustada a la realidad económica de las familias. Hay un proyecto de ciudad en la implantación de la perspectiva de género y la lucha contra las desigualdades sociales”, ha señalado a través de un comunicado.

La alcaldesa también ha desgranado las claves del presupuesto. Los ingresos crecen por el aumento de transferencias corrientes (5,41%), especialmente las de creación de empleo (1,9 millones), la cesión del IRPF y la cesión de impuestos indirectos (IVA, alcohol, hidrocarburos). La recaudación por impuestos directos se congela y se recaudarán 876.000 euros menos por el IBI. Por otro lado, aumentan los ingresos indirectos, al haber más previsión de recaudación del ICIO por la recuperación de la construcción y las tasas por licencias urbanísticas, apertura de locales, mesas y sillas.

Los gastos crecen en la misma proporción. Aumentan los programas de empleo: Jornals de Vila pasa de 1,3 a 2,4 millones de euros y los programas y talleres de empleo subvencionados por el Servef. Sube la consignación en educación, familia e infancia, atención a la dependencia, cultura, transporte urbano, recogida de residuos y modernización e innovación tecnológica. El 64% del gasto está comprometido (sobre todo por los capítulos de Personal, contratos de servicios y gastos financieros) y el 36% es no comprometido.

También aumentan, en un 3,4%, las aportaciones a los patronatos municipales y de forma especial la financiación del Consorcio del Pacto Local por el Empleo, en más de un 74% respecto al año anterior. Crecen las subvenciones a las ONG de Cooperación al Desarrollo y se prevén nuevas ayudas para el alquiler social, personas con discapacidad, microcréditos y la puesta en marcha del Plan de Recuperación del Talento.

Por lo que respecta a las inversiones, destacan los proyectos de la estrategia EDUSI (1,17 millones de euros), la adquisición de vivienda social (500.000 euros), la partida de gestión medioambiental (500.000), presupuestos participativos (1,8 millones), segunda fase del centro de la Pineda (440.000 euros), adecuación de instalaciones deportivas (380.000), rehabilitación de los antiguos juzgados de Borrull (300.000), remodelación del edificio Quatre Cantons (300.000 euros), mejoras en el cementerio municipal (300.000), plan de accesibilidad (150.000 euros) y plan de mejora del Pinar (100.000 euros).

 

Perspectiva de género, infrafinanciación y Consejo Social

La portavoz del Gobierno municipal, Verònica Ruiz, ha destacado, por su parte, que el presupuesto sigue las líneas programáticas del Pacte del Grau y ha incidido en los dos aspectos centrales de las cuentas: las inversiones europeas y la perspectiva de género. “Son los mejores presupuestos que hemos podido desarrollar teniendo en cuenta la infrafinanciación y el ninguneo que padece el Ayuntamiento por parte del Gobierno central”, ha señalado.

La vicealcaldesa, Ali Brancal, ha incidido en el “trabajo de equipo” que representan los presupuestos y, en especial, la implantación de la perspectiva de género. En 2018 serán 23 los departamentos municipales que gestionen las cuentas públicos con criterios de igualdad. Brancal ha destacado la importancia de aplicar la perspectiva de género y ha puesto el ejemplo de las políticas de empleo, que favorecen la inserción laboral de las mujeres. También ha valorado la inclusión en el presupuesto de una partida específica de 500.000 euros para la adquisición de vivienda social.

El concejal de Gestión Municipal, Antonio Lorenzo, presente también en la rueda de prensa, ha destacado que el presupuesto se ajusta al catálogo de políticas de progreso del pacto de gobierno municipal firmado en 2015 y ha afirmado que ha escuchado las recomendaciones del Consejo Social de la Ciudad. Lorenzo ha indicado que el pago de la deuda municipal será la mitad que en el último año del gobierno del PP. A fecha 31 de diciembre la deuda viva se ha quedado fijado en el 30,6%.

Lorenzo ha remarcado que el presupuesto demuestra que es posible conciliar el rigor de la gestión económica (reducción del endeudamiento, mejora en el periodo medio de pago a proveedores, incremento de la liquidez municipal, remanente de tesorería positivo…) con una política de inversiones que atiende las necesidades de la ciudadanía.

Temas relacionados