+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

auditoría de la intervención de la Generalitat a las cuentas del hospital del 2016

El Provincial arrastra una deuda de casi 60 millones, pero Montón solo reconoce 30

El centro adeuda más de 5 millones a la Diputación, que saldó cuentas con el Estado. El análisis insta a la Conselleria a contar de forma correcta las obligaciones de pago

 

Reciente comparecencia de Montón para explicar en Les Corts las cuentas de Sanidad para este ejercicio. - MEDITERRÁNEO

S. RIOS
27/01/2018

La auditoría de la Intervención General de la Generalitat a las cuentas del Hospital Provincial de Castellón durante el 2016, a la que ha tenido acceso Mediterráneo, desvela una deuda de casi 60 millones de euros al cierre del 2016, pese a que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, cifra este concepto en solo 30 millones. Según el documento, los resultados negativos al cierre de dicho ejercicio sumaban 59,6 millones de euros, con un remanente de tesorería negativo por importe de 10,2 millones de euros.

Esta coyuntura es una clara muestra más del desequilibrio en materia económica que hay en el Provincial, según se recoge en dicha auditoría que ha resultado «desfavorable». Ante esta situación, la Intervención insta a los responsables del consorcio, la propia Montón, y al gerente del mismo, Ximo Sanchís, a «iniciar acciones encaminadas a restablecer el necesario equilibrio financiero y presupuestario».

Los auditores ponen en evidencia que la deuda a largo plazo contabilizada de forma oficial por el hospital, 31,2 millones de euros, se debe reclasificar como deuda a corto plazo y debe contemplar los impagos con los proveedores y no solo los pagos pendientes a entidades de crédito. Y es que consideran que los datos financieros y económicos aportados por el Provincial «adolecen de la falta de información que es necesaria para la adecuada comprensión de la situación».

impago // Además de la deuda que mantiene con los proveedores, el hospital debe 5,1 millones de euros a la Diputación de Castellón por el exceso de financiación en el 2008-2009 por parte del Estado. La partida pagada de más fue devuelta hasta el 2016 por la institución provincial sin que la Generalitat haya abonado cuantía alguna a este respecto.

Otro de los problemas económicos puesto de manifiesto en este análisis hace referencia a que el consorcio «no cuenta con ningún procedimiento de cobro para ejercer la vía ejecutiva de las facturas impagadas» por servicios sanitarios a terceros. Por ejemplo, referidas a las pruebas de esfuerzo del servicio de Medicina Deportiva o a pacientes del hospital con seguro médico privado. En el 2016, estos ingresos fueron de 437.000 euros, pero 85.000 estaban pendientes de cobro.

Otro revés a los responsables del Provincial es que el consejo de gobierno no se convoque mensualmente, como exigen los estatutos. El próximo es el martes, pero desde julio no se reunía.