+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

lm wind power las desplazará hasta el mar del norte

El puerto prevé comenzar a recibir en días las grandes palas eólicas

PortCastelló debe activar un dispositivo especial y adecuan dos rotondas desde les Coves de Vinromà

 

Un camión, con una pala eólica en el puerto de Castellón. - Manolo Nebot

R. OLIVARES
23/05/2017

El puerto de Castellón ultima los preparativos para recibir en los próximos días los primeros cargamentos de las palas eólicas extragrandes que LM Wind Power ha fabricado en les Coves de Vinromà y va a enviar a Alemania para instalarlas en el Mar del Norte. El presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Toledo, explica que estaba previsto que las primeras expediciones llegasen «esta semana», pero todavía no han recibido la comunicación oficial de que así va a ser, aunque prevén la notificación en breve.

Y es que, para recibir las palas, debe haber una comunicación oficial porque PortCastelló ha de activar un dispositivo especial. Aunque no difiere mucho del habitual para estas cargas, las dimensiones de estas palas eólicas, de 73,5 metros de longitud, hacen que se deba activar este protocolo. Y es que, como señala Francisco Toledo, «supondrán todo un desafío para el puerto».

También lo será para la llegada hasta allí desde les Coves. Para posibilitar la llegada se han adecuado al menos dos rotondas: el enlace de la carretera CV-10 con la autovía del mismo nombre y la del Hospital de la Magdalena, «donde la cabeza tractora debe girar en sentido contrario, a la izquierda, para entrar en la N-340», apunta Toledo. Y es que la longitud de las palas, que no pueden ser desplazadas en camión, obliga a que el convoy pase por encima de las rotondas sin subirse en ellas, ya que las ruedas funcionan de forma independiente.

Las 190 palas que el puerto recibirá, a ritmo de una al día, durante los próximos meses, ayudarán a consolidar aún más un tráfico que ya es habitual en el recinto. Ayer mismo, un barco partió rumbo a Sète (Francia), con un cargamento de palas, como viene haciendo en el último año.

Temas relacionados