+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PRESIDENT PONE A BURRIANA COMO EJEMPLO DE MUNICIPIO DONDE SE HAN HECHO BIEN LAS COSAS

Puig: «Pretendemos transformar el país, no mirarnos el ombligo»

Destaca que se partió de un partido desunido y ahora está unido y gobernando. El candidato apela a realizar reformas internas, pero prioriza hacer cosas fuera

 

J. MARTÍ /( E. MOLINER
08/07/2017

El candidato a las primarias para la secretaría general del PSPV-PSOE Ximo Puig escogió Burriana para iniciar su campaña en la provincia. Puig, quien mantuvo una comida con afiliados, reconoció el punto de partida del PSPV-PSOE, pero sacó pecho para ensalzar la labor llevada a cabo hasta la fecha: «Partimos de un partido desunido y ahora, a pesar de todo lo ocurrido, está unido y hemos pasado de estar en la oposición a estar en el gobierno sobre el 80% de la población en los ayuntamientos y también en la Generalitat». Pero sobre todo se ha logrado «incluyendo a todos porque todo el mundo puede participar. Eso es garantía de que podemos avanzar», apuntó, indicando que «no se trata de ruptura, sino de hacer reformas en el partido, aunque sin perder la idea de que estamos aquí para hacer cosas fuera. No estamos aquí para mirarnos el ombligo. Eso no le corresponde al PSOE».

Lo que queremos, prosiguió Puig, «es transformar el país y en dos años hemos hecho cosas y un ejemplo es Burriana. Esa alianza entre Generalitat y Ayuntamiento ha hecho posible que podamos inaugurar el curso con un colegio terminado y que se acaben los barracones», ejemplificó.

El otro candidato, Rafa García, que ayer suspendió un acto en Castellón por motivos de agenda, y el lunes estará en la Vall, anunció que se había presentado una queja ante el comité de garantías y el comité organizador de las primarias para que se requiera «a los altos cargos del Consell una clara diferenciación entre la gestión de sus respectivas áreas de responsabilidad autonómica y el proceso interno del PSPV-PSOE». Una queja surgida un día después de que Puig propusiera crear un código de buenas prácticas con el que quiere «evitar publicidad negativa surgida de los procesos internos» y que «solo da argumentos a la derecha».