+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el jefe del consell rompe un lanza en defensa del conseller marzà

Puig reclama un gran acuerdo político sobre la educación

Insta al PP a colaborar en la nueva ley valenciana, que la ve «imprescindible»

 

Puig reclama un gran acuerdo político sobre la educación -

R. D. mediterraneo@elperiodico.com CASTELLÓN // ALICANTE
02/08/2017

El president de la Generalitat, Ximo Puig, pidió ayer no utilizar la educación como herramienta electoral y dejar este debate alejado del interés de los partidos. Además, aprovechó para romper una lanza en defensa de la gestión del conseller Vicent Marzà.

Puig instó a todos los partidos y en especial al Partido Popular a trabajar para llegar a un «un gran acuerdo» que le aporte a este ámbito «certeza y estabilidad», para lo cual, según expuso, es imprescindible la nueva ley valenciana de educación. Según el presidente valenciano, lo que quiere el PP es «intentar hacer de la educación un espacio de confrontación política y un cartel electoral».

El jefe del Consell también remarcó que el modelo que propone el decreto de plurilingüismo «está dando respuesta a lo que ha sido un enorme fracaso del PP», cuyo modelo educativo solo consigue que el 6% de los niños valencianos que acaban la ESO tenga un conocimiento adecuado de inglés y el 36% de lengua valenciana. Además, negó que su gobierno vaya permitir discriminación a alguna de las dos lenguas cooficiales que conviven actualmente en la Comunitat.

DEBATE EN BRUSELAS

El portavoz de Compromís en el Parlamento Europeo, Jordi Sebastià, lamentó ayer que la portavoz del PP valenciano, Isabel Bonig, «engañe a la ciudadanía con falsedades» sobre el Comité de Peticiones y «quiera instrumentalizarlo en su lucha contra la política educativa y lingüística del Consell». Sebastià respondió así a la decisión de distintas asociaciones de padres y madres y sindicatos, anunciada este pasado lunes, de denunciar al gobierno de la Generalitat ante la Comisión de Peticiones de la Unión Europea (UE) por «ataque a la libertad» en relación al decreto de plurilingüismo, para lo que el PP se prestó a ayudar a que se le reconozcan sus derechos.

Temas relacionados