+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PRESUPUESTO DE 418.000 €

Recta final para tener todo el centro de Castelló vigilado por cámaras

Los trabajos para instalar 21 dispositivos en las calles concluirán en unas semanas. Los aparatos vienen a sustituir la función que realizaban los bolardos, ya inactivos

 

DAVID DONAIRE
27/10/2020

Adiós bolardos, hola cámaras. El Ayuntamiento de Castelló ultima los trabajos para instalar 21 dispositivos de videovigilancia en las principales calles del centro, que realizarán la labor que desempañaban hasta ahora estos obstáculos físicos, ya desactivados desde hace unos días. Más de la mitad de las cámaras ya están colocadas y la previsión que maneja la Concejalía de Movilidad Sostenible es que las tareas de montaje estén listas en unas pocas semanas.

El despliegue de estos aparatos de monitorización e identificación de matrículas reforzará la seguridad y el control de acceso a los coches en los viales más transitados del casco antiguo, como la calle Mayor, Enmedio, Gasset o Campoamor. En concreto, habrán 14 nuevas cámaras que vigilarán la salida en puntos estratégicos, seis la entrada y una será doble, que estará ubicada en la calle Mayor, uno de los puntos más blindados.

No obstante, la instalación de los dispositivos solo será el primer paso para que el nuevo sistema pueda ser plenamente operativo, un proyecto que le supondrá 418.000 euros a las arcas municipales. Tal como explica el edil del área, Jorge Ribes, una vez el hardware esté ya distribuido en lo alto de las calles, quedará la parte aún más complicada, el software, y es la que tiene que ver con la fase de pruebas y el proceso de adaptación y aprendizaje a la herramienta por parte de los agentes.

Aun así, el concejal insiste en que el objetivo es que el sistema entre en funcionamiento antes de que acabe el año. «Es difícil aventurarse a una fecha concreta, pero el objetivo es que pueda estar listo a finales de 2020», asegura.

Ventajas

La puesta en marcha de esta regulación del tráfico en el centro de la capital será todo ventajas, a juicio del edil, tanto «a nivel estético, como de seguridad, comodidad y eficiencia».

Además de eliminar la contaminación visual que supone un obstáculo fijo como es un bolardo, Ribes recuerda los numerosos episodios de coches atrapados como consecuencia de la presencia de estos obstáculos sobre el terreno y los problemas para retirar los turismos, una situación que se solventará con las cámaras, como utilizan en muchos países de Europa, añade.

«Suponían una ventaja visual, pero no son nada eficientes», remarca, sin olvidar otra gran plusvalía: habrá menos colisiones, ya que habrá un volumen inferior coches circulando por el centro.

No perjudicar a los vecinos

Antes de su implementación, Ribes adelanta que harán una pequeña campaña informativa para informar a los vecinos de las limitaciones y los cambios que conlleva el próximo sistema de videovigilancia. «No queremos perjudicar al ciudadano ni despertarnos un día de repente y que hayan 400 multas a conductores por introducirse donde no debían», afirma.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

    Buscar tiempo en otra localidad