+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LUZ VERDE PARA CONTINUAR CON EL PROYECTO

Simó completará una urbanización en la Cuadra Saboner bloqueada desde 2012

Se destinará una inversión de más de 200.000 euros para completar el trazado de varios viales

 

Las obras llevan estancadas desde 2012, tras la disolución de la sociedad GUMSA. -

03/06/2017

El Gobierno municipal ha dado luz verde al proyecto para concluir la urbanización de la unidad de ejecución 36-UE-R, una pastilla urbanística situada en la Cuadra Saboner, que está bloqueada desde 2012 a raíz de la disolución de la sociedad GUMSA. El proyecto permitirá culminar la trama viaria de una pastilla urbanística situada entre los barrios de Rosario y el Carmen. El presupuesto global de licitación del proyecto, que está a punto de publicarse, supera los 200.000 euros, según ha informado el concejal de Ordenación de Territorio, Rafa Simó.

El proyecto para las obras se redacta para dar cumplimiento al acuerdo plenario del Ayuntamiento de Castellón de 19 de diciembre de 2013, en el que se dispuso asumir la gestión y finalizar la urbanización de la mencionada unidad de ejecución, de la que era agente urbanizador la sociedad GUMSA, tras la disolución de la misma el 27 de julio de 2012.

En 2014 se adjudicó la redacción de los documentos precisos para proceder a la liquidación del contrato suscrito entre el urbanizador y la empresa contratista, y la redacción de los proyectos necesarios para la conclusión de las obras pendientes de ejecución, “actuación que ahora desbloqueamos e impulsamos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos que viven en este entorno urbano consolidado”, ha añadido el concejal Rafa Simó.

Con la conclusión de las obras de urbanización, se dará continuidad a las calles existentes, mejorando la accesibilidad a la zona con salida hasta la Cuadra Saboner (calles El Canal y el Almendro) y completando el trazado de las calles Alcoy, El Abeto y el Chopo, que en la actualidad no están abiertas al tráfico por carecer de señalización vertical, alumbrado público, remates de pavimentos, mobiliario urbano, centros de transformación y jardinería, permitiendo el uso público sin restricciones.