+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PROBLEMAS EN LA ATENCIÓN SANITARIA EN LA PROVINCIA

Las urgencias, colapsadas

Los vecinos exigen refuerzos por un «problema crónico» agravado por la gripe y las vacaciones. Al deficiente servicio en ambulatorios se suman las largas colas en hospitales y puntos 24 horas

 

MARI CARMEN TOMÁS
04/01/2018

Más fotos

Imagen del centro el Palleter, cerrado después de las 17.00 horas. - GABRIEL UTIEL / MANOLO NEBOT

Colas interminables y largas esperas. Es la imagen que se está viviendo estos días en los servicios de urgencia castellonenses. Si en los centros de salud no cogen el teléfono y están dando cita a siete y ocho días vista, como publicó ayer Mediterráneo, la situación en los puntos de atención continuada y en el General la imagen no es más halagüeña.

«Cuanto más colapso hay en el centro de salud, mayor saturación hay en Urgencias. La gente llama a los centros, no le cogen el teléfono y, cuando lo hacen, ya dan cita a varios días vista. La espera ya se ha duplicado, y la gente optar por acudir a Urgencias», denuncia Francisco Cabañero, presidente de la Asociación de Vecinos (AVV) de San Agustín y San Marcos. El martes, por ejemplo, tanto Urgencias del Hospital General como de Huerto Sogueros «estaban colapsadas; no cabía la gente dentro», dice Cabañero, que indica que «hay vecinos que se han quejado de estar cinco o seis horas de espera» en la Residencia.

Miguel Ángel Guillamón, presidente de la AVV Virgen de Lidón, por su parte, reclama abrir dos puntos más de atención 24 horas, que se sumen a Trullols y Fernando el Católico, ya que las Urgencias del General «están saturadas; vas y hay unas colas tremendas de cuatro o cinco horas».

Fuentes de CCOO indican que ha aumentado la carga de trabajo en este servicio del General por varios factores, que resumen en «falta de personal y espacio reducido, aumento de picos asistenciales por gripes o resfriados y el cierre de los centros de salud, con lo que la gente no puede esperar al médico de cabecera y prefiere que la atiendan en el hospital».

FALTA PERSONAL // «De base, no hay suficientes médicos ni enfermeras ya de diario, lo que se intensifica en estas fechas, con más gripe y los festivos en cadena», indican fuentes sindicales, que agregan que «ya se nota la carga por el reducido espacio que hay». «Puede que los descansos de personal, necesarios, no se han sustituido», abunda CCOO. Cabañero dice que «por ejemplo, si en un centro de salud son tres médicos normalmente, ahora hay dos». El sindicato añade que «el cierre a las 17.00 horas de ambulatorios en estas fechas navideñas se ha notado mucho en Urgencias».

LA GRIPE SE DUPLICA // Los casos de gripe se han duplicado, pasando de 105 a 200 por 100.000 habitantes. «Pasa todos los años por estas fechas --señala Cabañero--, con un repunte de la gripe, y de nuevo, parece que no hay previsión». Y agrega que «la solución pasa por dotar de más facultativos a los ambulatorios, lo que reduciría el tiempo de espera y Urgencias no se colapsarían».

Por su parte, Juan Carlos Insa, desde la Unión de Consumidores, indica que «en verano y Navidad, hay bastante personal que coge días de permiso». «Entiendo que todo el mundo tiene derecho a vacaciones, pero este problema se repite todos los años y ya es hora de que se dé una solución. La gente no se pone enferma cuando quiere. Cualquiera puede tener una urgencia y no tiene por qué perjudicarle una mala gestión que pueda tener la Conselleria o el Hospital», dice. «Un problema que podría resolverse en el centro de Atención Primaria acaba en Urgencias, donde nos han llegado quejas de que hay muchas colas y horas de espera; o en la sanidad privada», señala Insa, quien considera que deberían «prever medidas de refuerzo».

Insa añade que «es posible que haya una falta de personal crónica». «No tiene sentido que por un resfriado o una gripe te den cita al cabo de unos días», indica.

Por su parte, el PP instó a la consellera, Carmen Montón, a restablecer los horarios de los centros sanitarios frente a los recortes, insistiendo que «la salud y las enfermedades de los castellonenses no entienden de vacaciones ni de colores políticos».

GENTE EN LOS PASILLOS // También las redes sociales se han llenado de quejas, calificando de «tercermundista y deplorable la atención sanitaria en urgencias, con de 7 a 11 horas de espera; gente por los pasillos con el gotero, en sillas, camillas en laterales de los pasillos...», y quejándose de que «el martes fui a Huerto Sogueros, la cola salía fuera, hasta las escaleras», y de que «no cogen el teléfono» y «falta personal».

Noticias relacionadas