+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CELEBRACIONES de octubre

La Vall ‘saca pecho’ por sus tradiciones en las fiestas patronales de la Sagrada Familia

Actos culturales, musicales y las citas típicas gastronómicas no faltarán este año. Los actos religiosos tendrán un peso indiscutible entre los próximos días 13 y 15

 

El ‘sopar d’empedrao’ és una de las citas gastronómicas indispensables dentro del programa de las fiestas patronales de la Sagrada Familia en la Vall. - MIRA

El Cant de l’Aurora es un clásico dentro de estas celebraciones. - MIRA

MÒNICA MIRA
11/10/2019

Ya ha pasado un año?» Esa es, sin duda, la extraña sensación que acompaña a cuantos llevaban desde el mes de octubre del 2018 trabajando para hacer posible una nueva edición de las fiestas patronales de la Sagrada Familia y el Santísimo Cristo de la Vall d’Uixó. Porque un año puede pasar volando cuando uno se ha dedicado a trabajar para hacer posible que las tradiciones, ese nexo que nos une con nuestros antepasados, se mantengan vivas y se conviertan en un motivo de orgullo colectivo. Porque así son estas celebraciones que, aunque tendrán su inauguración oficial esta tarde con el Pregó i Cercavila de festes, llevan desde el día 4 sacando pecho de un arraigo que se transmite sin interferencias de generación en generación.

En ese compromiso desinteresado con la preservación de la tradición popular tiene mucho --o más bien todo-- que ver la comisión que preside Manuel Debón, como tantas otras antes que la suya. Buena prueba de ello es su afán incombustible por garantizar que la esencia de estas fiestas perviva al paso del tiempo.

Todas y cada una de las reinas de la ciudad a las que les pregunten cuáles son los actos que esperan con más ganas, que les motiven más, coinciden en lo mismo: los días de los patronos. En el caso de la Sagrada Familia y el Santísimo Cristo son tres días --entre el domingo 13, con la festividad de la Traslación y el martes 14, la del Santísimo Cristo-- cargados de actos religiosos, misas y procesiones que les exigen mucho, pero a los que responden con entrega. Y esa es la consecuencia del tesón con el que los más mayores transmiten a los más jóvenes la esencia de estos festejos.

Pero, a su vez, en las patronales del poble de dalt no faltan costumbres como la Nit de ronda, que este año corrió a cargo del Cant Valencià del Puig de Santa María; o los emblemáticos Cants de l’Aurora, que por las horas a las que se realizan no suelen contar con una gran participación de público, pero son una joya musical y cultural que sobrevive por el entusiasmo inquebrantable de quienes asumen que su misión, la de preservar la riqueza popular, bien merece ponerse en pie antes de que lo haga el sol.

Presentaciones, exposiciones, actos musicales y las indispensables citas gastronómicas --como la caldereta popular y el sopar d’empedrao-- completan una programación que tendrá uno de sus platos fuertes con un cartel taurino que la comisión ha cerrado con la pretensión de lograr estar a la altura de su afición.