+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Los vecinos siguen volcándose, más si cabe, en las tradiciones

 

La alcaldesa junto a reina y damas haciendo las coquetas. - BELLIDO

EVA BELLIDO AA BENICÀSSIM
16/01/2020

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, afronta las fiestas de Sant Antoni con gran ilusión, en un año en el que ha revalidado la alcaldía por tercera legislatura consecutiva.

-- ¿Cómo se presentan estas fiestas en Benicàssim?

-- Con la ilusión típica de quien es y vive en Benicàssim y las vivimos de forma muy intensa, porque Sant Antoni y Santa Águeda son nuestros patrones y los que hemos nacido y sentimos Benicàssim como nuestro pueblo, hemos vivido desde muy pequeños todo el mundo de esta fiesta, con muchísimas ganas e ilusión. También se presentan con la gran afluencia de público que llega estos días con motivo de la Coqueta y las Paellas. Al margen está la responsabilidad del cargo, que es un plus añadido, dentro de unas fiestas que se intentan vivir con lo que marcan las tradiciones. Para mí son las fiestas más entrañables, las más tradicionales y multitudinarias.

-- Empiezan hoy con las hogueras y la coqueta. Pese al paso de los años, ¿los vecinos siguen volcándose en actos tan tradicionales?

-- La verdad es que sí. Cada año vemos que hay gente que repite, pero también nos sorprenden personas que hace años no salían y deciden volver a montar su carroza. De hecho alguna sorpresa este año va a haber al respecto. Se mantienen los actos, porque estas fiestas son así de tradicionales, y después lo que hemos ido incorporando a través de los últimos años ha sido intentar aprovechar las horas del día, sobre todo entre semana, para poder realizar las comidas monumentales, que son las que sacan a los vecinos a la calle. Y los fines de semana para hacer las actividades de los niños. Los toros embolados también se hacen ahora tarde-noche, sobre todo para evitar pasar frío en la plaza.

-- El Día de las Paellas es uno de los más esperados. ¿Qué repercusión tiene hoy en día?

-- Tiene un impacto muy positivo sobre el municipio. Serán alrededor de unas 1.500 paellas las que se cocinen. Benicàssim durante ese día se convierte en capital de la provincia, porque viene mucha gente también de poblaciones vecinas.

-- ¿Qué acciones se van a empezar a llevar a cabo desde el Ayuntamiento para conseguir el reto del reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Nacional?

-- Este año el Día de las Paellas va a tener una mención especial en Fitur, porque uno de los requisitos imprescindibles para obtener este reconocimiento es que tenga repercusión mediática y publicitaria y de turismo fuera de nuestra comunidad. Por lo cual, qué mejor escaparate que Fitur para el Día de las Paellas, para que se conozca a nivel nacional. Aunque ya tenemos constatado a través de las estadísticas que sacamos de hoteles y en las oficinas de turismo, que muchos vienen de muy lejos, incluso fuera de nuestro país para disfrutar de este día.

-- ¿Por qué se ha decidido instalar una carpa este año?

-- Lo hemos hecho con motivo de la proximidad de las fiestas de Navidad, Año Nuevo y Sant Antoni. Y nos ofrece la posibilidad de liberar el pabellón polideportivo que se venía utilizando durante las fiestas, puesto que cada vez es mayor la cifra de clubes y asociaciones que precisan del pabellón para sus entrenamientos, partidos y actividades.