+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UNA INICIATIVA A APLAUDIR

Adiós bata de hospital, hola camiseta del CD Castellón

El Vithas Rey Don Jaime sustituye el uniforme habitual de los niños hospitalizados por la elástica albinegra

 

RAFAEL FABIÁN
08/08/2019

Si se pudiera elegir, uno de los sitios que todos intentaríamos evitar a cualquier costa es un hospital. El ingreso en un centro sanitario no es plato de buen gusto para nadie, y menos si es un niño. Con el objetivo de hacer la estancia lo menos desagradable posible, en el Hospital Vithas Rey Don Jaime de Castelló, conjuntamente con la Fundación Albinegra, se han propuesto cambiar las tradicionales batas verdes con uniformes del CD Castellón para que el estado de ánimo de los pequeños pacientes pueda mejorar. Ana Palomares, supervisora de la UCI Pediátrica del citado centro confirma que «todo lo que sea contribuir a la humanización es una buena iniciativa para niños y padres».

La doctora confirma que con esta medida «se puede reducir el estrés del enfermo. La ilusión de los niños por llevar la camiseta de sus jugadores favoritos no se puede negar, cuando vinieron Cubillas y Muguruza ya estaban todos súper ilusionados», confirma Palomares.

Tal como explica el doctor Javier Miranda, jefe de la unidad de pediatría del hospital castellonense, «todas las iniciativas que impliquen romper la rutina del ingreso hospitalario son bienvenidas. Hacer la estancia más agradable y cercana siempre será favorable».

La iniciativa a nivel nacional nació de una revista que el pasado mayo la impulsó bajo el lema #LasBatasMásFuertes, para transformar camisetas de fútbol de grandes jugadores en batas de hospital para ayudar a los niños ingresados a ganar «un partido muy difícil», el de su enfermedad. Gran parte de la plantilla del primer equipo del CD Castellón se volcó en la propuesta, donando un pack de 14 camisetas transformadas en batas de diferentes jugadores.

«Igual que en las habitaciones de pediatría del hospital tenemos muñecos o dibujos de colores vivos para intentar que los niños no se sientan en un hospital, sino en una sala de juegos, con esta iniciativa se pretende que desconecten de la rutina del centro», añade la supervisora Ana Palomares sobre una medida en la que también es protagonista la Fundación Albinegra, que como suele ser habitual se suma a cualquier proyecto que fomente toda aquella iniciativa capaz de revertir directamente en la educación de los niños de la provincia para fomentar el albinegrismo.