+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El azulejo fija en menos del 3% su previsión de crecimiento para 2020

El sector augura alcanzar una facturación de 1.000 millones y una exportación de 2.850 millones de euros y muestra cautela ante los ‘handicaps’ y trabas internacionales que inciden en las ventas

 

EXPECTATIVAS. La feria arrancó ayer con la expectativa de elevar el número de visitantes profesionales. -

04/02/2020

Cevisama 2020 dio comienzo ayer con la estimación del clúster castellonense de un crecimiento inferior al 3%, tras crecer un 3,5% en general en el 2019 y un 8% a nivel nacional, con la mayoría de las ventas en los mercados «estratégicos» para la cerámica española: Europa, sobre todo Francia, y Estados Unidos-Canadá. Augura así alcanzar una facturación de 1.000 millones en el mercado español y una exportación de 2.850 millones de euros, dado que el coronavirus «no afectará porque a China no se vende mucho azulejo», ya que es productor, destacó el presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu.

Asimismo, por lo que respecta a la feria «la influencia de gente de China siempre es mínima porque Cevisama coincide con el Año Nuevo Chino», dijo el presidente del salón, Manuel Rubert, estimando en un 1,5% los asistentes chinos.

Otro de los retos actuales es el brexit, aunque el sector ya se ha «acostumbrado» en los últimos meses. «Inglaterra tiene que continuar consumiendo cerámica; vamos a continuar mimándolo para seguir vendiendo nuestro producto», subrayó el responsable de la feria Cevisama.

Por otra parte, para 2020, el sector muestra cautela ante las «muchísimas trabas internacionales y hándicaps» que inciden en las ventas de cerámica, como la «lucha» EEUU-China, con el consiguiente aumento de las exportaciones a Estados Unidos, o el aumento de la producción internacional con competidores como los vinilos o la madera. Por contra, el azulejo español está «robando mercado con nuevos usos, sacándolo de los cuartos de baño y las cocinas».

En este marco, destaca el compromiso del Gobierno de España de mediar en la problemática del sector azulejero español con Arabia Saudí, que ha impuesto una nueva figura de calidad (Quality Mark), que obliga a las productoras cerámicas a que un laboratorio autorizado certifique los envíos, lo que produce retrasos y prácticamente está bloqueando el que hasta ahora era uno de los mercados más importantes para la marca Tile of Spain. De momento, y aunque las cifras no son oficiales, parece que solo 9 firmas de la provincia han conseguido tan costoso certificado.

Nomdedeu, recuerda que la situación no es exclusiva de España, que afecta «a todos los productores», pero que Italia «vende mucho menos a Arabia Saudí que España». De hecho, entre los pasados meses de enero a noviembre, las ventas a Arabia Saudí registraron una caída del 15%, sumando una facturación de 69,6 millones de euros, frente a los más de 82 millones de euros que se facturaron en el mismo periodo del 2018.

El presidente de Ascer mantuvo una reunión informal con la secretaria de Estado de Comercio, Xina Méndez, durante la visita de las autoridades a la feria Cevisama, que este año no contó con representación de ningún ministerio. Un encuentro en el que también estuvo el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. «Méndez se ha preocupado por las trabas y nosotros le hemos pedido ayuda», matizó Nomdedeu, quien subrayó que la ayuda llegará en forma de «conversaciones bilaterales» entre el Gobierno español y el saudí, pero reconoció que la solución solo puede llegar «de Bruselas» y que, por ello, «hay que ir a Bruselas a reclamarla».