+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FERIA INTERNACIONAL

El azulejo de Castellón espera con incertidumbre si Cersaie se suspende o aplaza

La organización de la cita de Bolonia estudia trasladarla a finales de noviembre

 

El inicio de Cersaie 2020 en Italia está previsto para el próximo 28 de septiembre. -

JAVIER CABRERIZO
04/05/2020

La industria cerámica de Castellón tiene puesta buena parte de su atención en conocer qué va a suceder con la próxima edición de Cersaie. La feria más influyente del planeta, y que acapara un mayor esfuerzo económico para las firmas provinciales, está previsto, por el momento, que se desarrolle en la ciudad italiana de Bolonia entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre.

No obstante, la celebración está más que en el aire por la alerta sanitaria derivada de la expansión del covid-19. De hecho, en el seno de la organización del evento se están contemplando dos opciones, ambas con importantes repercusiones para el azulejo provincial: la suspensión o el aplazamiento de la convocatoria.

Hay que recordar que la crisis del coronavirus se ha cebado con el norte de Italia y Cersaie tiene lugar cada año en Bolonia, motor económico de la región de Emilia-Romaña, en la zona cero de la pandemia en el país transalpino junto a Lombardia y Véneto. Por ello, la organización del salón internacional, al igual que las fuentes consultadas del Tile of Spain, consideran una temeridad que la feria se pueda celebrar con normalidad en sus fechas previstas a finales de septiembre.

Con una previsión optimista de la contención de la pandemia, se antoja complejo congregar físicamente en un mismo recinto a más de 110.000 profesionales durante cinco días, con el agravante de que la mayoría de los asistentes son italianos y con un importante contigente también de visitantes y de expositores españoles. En suma, dos de las nacionalidades más afectadas en el mundo.

DEBATE INTERNO

Frente a este panorama, en el seno de la feria hay un fuerte debate sobre qué camino escoger. La primera de las alternativas que valoran los rectores del evento pasa por la suspensión del certamen. Esta opción ya ha sido tomada en los últimos meses por los otros dos grandes escaparates para la cerámica de Castellón en el mundo: Coverings, en Estados Unidos, y MosBuild, en la Federación Rusa.

La otra posibilidad que baraja la organización de Cersaie es el aplazamiento de la cita y su traslado en el calendario desde septiembre a la última semana de noviembre, con inicio el día 30 y finalización el 4 de diciembre.

'DAÑO' COLATERAL

Este retraso generaría un daño colateral inmediato, sobre todo, para las empresas azulejeras y esmalteras de Castellón. El motivo es que en menos de dos meses desde la celebración de Cersaie, y con las inhábiles fechas navideñas por medio en el calendario, deberían encarar su participación en Cevisama, que está previsto abra sus puertas el 8 de febrero.

Aunque este escenario todavía queda lejos en el tiempo, fuentes consultadas del sector revelan que si el evento de Bolonia se retrasa también tendría que hacerlo Cevisama e, incluso ya se habla de un posible aplazamiento de la feria de referencia en España hasta el mes de mayo del 2021.

RESERVA DE ESPACIO

Con todo ello, los empresarios provinciales del sector esperan que durante este mes se pronuncie definitivamente la organización de Cersaie para actuar en consecuencia y empezar a planificar su calendario promocional para finales del ejercicio y principios del siguiente. Asimismo, los empresarios aguardan conocer cómo gestionará BolognaFiere el coste de participación ya anticipado por las firmas de Castellón, entre un 30 y un 50%. Eso sí, el certamen ha optado por aplazar uno de los pagos que los expositores debían abonar en estas fechas por reserva de espacio y que ha sido pospuesto hasta finales de junio.