+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las patronales española e italiana se unen para defender el sector europeo de esmaltes

Anffecc y Ceramicolor se reúnen en Cevisama y acuerdan colaborar para mejorar las condiciones de las empresas en materia de energía y de costes

 

ALIANZA. Joaquín Font de Mora y Claudio Casolari, en el centro, flanqueados por Manuel Breva y Abello. -

07/02/2020

Las patronales española e italiana de esmaltes cerámicos se unen en defensa del sector europeo. Joaquín Font de Mora y Manuel Breva, presidente y secretario general, respectivamente, de la Asociación de fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Annffec), mantuvieron ayer una reunióon en Cevisama con Claudio Casolari, presidente de la organización que agrupa a la industria italiana del sector, Ceramicolor, así como con su secretario general, Giuseppe Abello, en la que sellaron su colaboración para trabajar de forma conjunta en las cuestiones más relevantes que afectan a las empresas de ambos países. En el encuentro, la patronal española planteó la reivindicación del clúster cerámico en torno al tema energético, con la solicitud de la revisión de las tarifas y peajes del gas por parte de diversos sectores, unidos en la iniciativa de GasIndustrial.

Tal y como se viene indicando reiteradamente, los costes energéticos en España son más altos que en el resto de Europa y la industria ha reivindicado este tema en numerosas ocasiones, tanto ante la autoridad competente como ante la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). En este momento, presentadas las últimas alegaciones, se está a la espera de las resoluciones definitivas, como informó Mediterráneo.

Otro de los temas tratados en la cita se centra en lo relativo a la normativa medioambiental, el Pacto Verde Europeo y la apuesta de la Unión Europea por la producción baja en carbono.

Tanto Anffecc como Ceramicolor resaltaron que en sus países se cumple la normativa regional, nacional y europea, «mucho más estricta que en países competidores que producen en otras áreas del mundo». «España e Italia están comprometidos con la defensa medioambiental, y esto supone unos costes que no se asumen fuera de Europa, con la desventaja competitiva que ello implica no solo en términos de rentabilidad, sino también de protección medioambiental en un entorno globalizado», apuntó Joaquín Font de Mora.

Otros temas que preocupan son la normativa para la Sílice Cristalina, los Brefs o las exigencias del Reach pues, como explicó Manuel Breva, «hay que identificar las características y necesidades específicas de la industria para que queden correctamente reflejadas y sean tenidas en cuenta a la hora de elaborar o trasponer nueva normativa».

Para ello, apuntó, están trabajando en muchas vertientes, con reuniones con las administraciones y elaborando estudios pormenorizados junto al ITC para determinar las mejores técnicas disponibles y particularidades de nuestra industria.

Desde Italia, indicaron, refrendan el trabajo que se está realizando desde Anffecc, quien lidera estos estudios de índole técnica en el ámbito europeo, pues al tratarse de normativa UE, también afecta de forma directa a sus empresas de esmaltes.