+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA VALL D’UIXó

Adolfo Martín reclama en la asamblea de les Penyes una supuesta deuda de 16.000 €

Martínez insiste en la factura que prueba el pago y emplaza a demostrar lo contrario. Ante decenas de testigos, el ganadero apunta que existiría un acuerdo en ‘B’

 

Numerosos peñistas acudieron a la asamblea en la que habló Martín. - M. MIRA

MÒNICA MIRA
27/01/2018

La asamblea de les Penyes en Festes en la que se eligió a la nueva junta directiva, que presidirá Vicente Pitarch, trató en su orden del día un punto inesperado. El ganadero Adolfo Martín se personó en el acto para dar su «versión» sobre una supuesta deuda que la asociación mantendría con él desde agosto del año 2015.

Esta polémica fue avanzada por Mediterráneo en abril del 2017 y desmentida días después por el presidente de les Penyes en ese momento, Jesús Martínez, quien aseguró que existía una factura que probaba el abono de los astados que participaron en el encierro de aquel ejercicio.

Al conocer la convocatoria del encuentro, Martín no dudó en viajar desde Cáceres para dirigirse a los peñistas y defender que, según afirmó tajante, se le adeudan casi «16.000 euros», señalando a Martínez como responsable, de quien dijo que le «maltrató».

Su presencia en la Vall en un día tan destacado para les Penyes fue una sorpresa para la mayoría de los asistentes, aunque Martínez está convencido de que estuvo «preparada» por la candidatura de Cristian González.

De hecho, el ganadero intervino en su turno para defender el «empeño» que puso para realizar el encierro que, según corroboró Martínez, estuvo en riesgo por una posible «tuberculina que podría haber acabado con el cierre de la explotación», de ahí que los animales llegaran a la Vall casi un mes antes de lo previsto.

Martín reconoce que hubo un pago por anticipado y que, para el resto, le «dieron largas», aunque lo más llamativo fue cuando dijo ante decenas de testigos: «Por supuesto que era un dinero que no estaba en facturas». Esa sería la clave de la polémica, la posibilidad insinuada por el ganadero de un pago en B. Al respecto, Martínez aseveró que si fuera cierto, ya les «habría reclamado ese dinero por la vía legal».