+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

MÁS DE 400 PERSONAS ACUDEN A LA LLAMADA EN EL MERCADO DE MASCARELL

Los agricultores regalan 1.000 kilos de naranjas como protesta en Nules

Los colectivos implicados se reúnen a fin de mes para nuevas movilizaciones. Hay productores que están abiertos a que particulares cojan sus excedentes

 

Numerosos agricultores regalan sus naranjas en Mascarell. - NEBOT

J. MARTÍ / B. ROIG 13/02/2017

Antes regalar su producción que malvenderla. Y, de paso, dar a conocer la complicada situación que están pasando los agricultores en una de las peores campañas de los últimos años. El mercado de Mascarell atrajo en la mañana de ayer a más de 400 personas, venidas de Nules y otras localidades cercanas, que se llevaron naranjas de manera gratuita, a cambio de formar parte de manera simbólica en este acto de protesta. Les acompañaron asociaciones agrarias, representantes de cooperativas y concejales de municipios próximos como Almenara, Moncofa, Vilavella, Betxí, Burriana, Vila-real o Almassora, además de Nules.

El presidente de la asociación de agricultores local, Lorenzo González, confirmó el poder de convocatoria, «en el que unos 50 productores han repartido 1.000 kilos». No solo eso, ya que «hay algunas parcelas en la que la fruta de los árboles es todavía buena, y ha habido compradores que han hablado de acudir y recogerla». Incluso están dispuestos a que colectivos como oenegés puedan llevarse lo que no quieren los comercializadores. «La ralentización del mercado y las lluvias han afectado gravemente a la temporada», concluyó.

ABANDONO // Desde la Unió, José Ramón Urbán indicó que «ya se han perdido muchos jornales, pero más aún se perderán si se abandonan las fincas. El Gobierno español solo cuenta con el sector empresarial, pero no con el productivo y hay que decir basta».

El alcalde de Nules, David García, destacó el apoyo «a un sector que está cansado y quemado». Tras este acto de protesta, «a finales de mes hay convocada una reunión con representantes de municipios, organizaciones agrarias y cooperativas, en la que se acordarán nuevas iniciativas para reivindicar la situación».

El edil de Agricultura, César Estañol, opinó que la solución pasa por diferenciar la naranja valenciana de la competencia: «Nuestro producto no tiene un valor diferenciado y eso hay que cambiarlo. Nuestra naranja es diferente por calidad, pero hay que ponerlo en valor».

Alejandro Gavara, agricultor de Nules, mostró el pesar de muchos de los presentes, aludiendo a la administración. «Si quieren que lo dejemos, lo mejor es no ser obstinados y lo que habrá que hacer es abandonar porque ya son demasiados años aguantando», explicó en el mercado.