+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

una de las principales vías de conexión en l’alcalatén

Los alcaldes piden mejorar la CV-190 para prevenir el éxodo de empresas

El primer edil de Villahermosa señala que es un vial básico ante la despoblación. Para el alcalde de Llucena, «sin trabajo se acaba el futuro para estos pueblos»

 

Alcaldes y empresarios denuncian la estrechez de la vía y numerosos tramos de curvas peligrosas en la CV-190. - GOZALBO

M. M.
12/02/2019

Evitar la despoblación de municipios que puede provocar el éxodo de empresas de la comarca de l’Alcalatén. Este es el objetivo de las reivindicaciones de empresarios y alcaldes, que reclaman mejoras en la carretera CV-190 --conecta l’Alcora, Figueroles, Llucena, Castillo de Villamalefa, Zucaina y Cortes de Arenoso--, que soporta un elevado numero de vehículos pesados dependientes de la industria de la zona.

Y es que, según explica el munícipe de Llucena, David Monferrer, «más de 2.000 personas utilizan este vial para ir a trabajar en la comarca». De hecho, los primeros ediles han solicitado reunirse con la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, para explicarle la situación y aún no han obtenido respuesta. «Esperamos que nos digan fecha porque, si se acaba el trabajo, acabaremos con el futuro de nuestros pueblos», puntualiza Monferrer.

En términos similares se expresa su homólogo de Figueroles, Luis Gregori, que demanda actuaciones de la Generalitat por la peligrosidad del vial. «Al elevado tráfico de camiones se une que esta carretera es muy frecuentada por ciclistas», explica, y reclama retomar el proyecto para desviar la CV-190 del centro urbano, lanzado en el 2005, pero quedó paralizado debido a la crisis.

EN ‘STAND BY’ 

«La intervención se quedó en stand by porque bajó el volumen de camiones que circulaba por la zona, pero desde el 2014 ha vuelto a subir y ahora es necesario retomar el plan», indica Gregori. «El asfalto por dentro del municipio está todo levantado por el paso de vehículos pesados», explica el alcalde popular.

En el caso de Castillo de Villamalefa, su alcalde, Diego Gallén, recuerda el nefasto estado de la vía en su término municipal. «Debido a las hierbas y matorrales que invaden la calzada, te toca invadir parte del carril contrario, con el peligro que conlleva, pues puedes cruzarte con un camión», explica. E insiste en el constante tráfico pesado hacia Castellón y Teruel debido a las granjas de cerdos y corderos y azulejeras.

El alcalde de Villahermosa y diputado provincial, Luis Rubio, recuerda la importancia de las infraestructuras viarias para evitar la temida despoblación. «Si perdemos la industria que tenemos será difícil recuperarla», añade.

Los empresarios de la comarca reclaman a las administraciones inversiones para acometer actuaciones que garanticen su permanencia en la zona o de lo contrario se verán obligados a cambiar de poblaciones, problemática de la que se hizo eco este periódico. «Los arreglos en esta vía son muy necesarios porque contribuyen al desarrollo de las firmas en el mundo rural», apuntan.

Conselleria incluye solo la variante de Figueroles este año

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio solo contempla, por el momento, la redacción de un proyecto de variante de Figueroles, al que asignan 150.000 euros y para cuya ejecución calculan una inversión de 9,7 millones sin consignación, apuntan fuentes del organismo que encabeza María José Salvador. Con todo, desde el departamento hablan de «escasa accidentalidad» del vial y de que no hay «puntos negros», pese a las quejas de los alcaldes y de las empresas.