+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

SESIÓN EXTRAORDINARIA DEL PLENO

Almassora estrena unanimidad y avala tramitar la obra del IES Falomir

 

Todos los grupos votaron favorablemente a asumir la tramitación del IES. -

R, D,
21/11/2020

El pleno del Ayuntamiento de Almassora estrenó ayer unanimidad en la votación de la propuesta para aceptar la delegación de competencias para la construcción del instituto Álvaro Falomir, lo que permitirá ejecutar las obras en dos fases para evitar el traslado de estudiantes a otros recintos.
El pleno extraordinario dio cuenta del primer acuerdo para levantar centros educativos del plan Edificant, dado que el PP se desmarcó del resto de grupos con su abstención en los casos del Embajador Beltrán y Santa Quitèria, y esta vez votó favorablemente.

El proyecto del IES Falomir está valorado en 10,6 millones de euros, que financiará la Generalitat. La delegación de competencias asumida por el consistorio supone un paso definitivo para adecuar el complejo educativo de los años 60, que será centro de referencia con 24 aulas de ESO, ocho de Bachillerato, dos para ciclos formativos, 10 para desdoblamiento y refuerzo pedagógico, otro espacio para educación especial, dos aulas de música y tres de informática, talleres de educación plástica, tecnología, laboratorio de ciencias experimentales y de física y química, así como gimnasio, vestuarios, cafetería y una biblioteca de 144 metros cuadrados.

«MUY DEFICIENTE» // La calidad de las instalaciones actuales del instituto está considerada por los técnicos como «muy deficiente». En el recinto hay aulas prefabricadas desde hace dos décadas, que refuerzan la capacidad del inmueble original. El edificio, perteneciente al movimiento moderno de estilo racionalista, está incluido en el catálogo de bienes inmuebles protegidos aprobado por el Consell en abril del 2007. Por ello, la Unidad de Patrimonio Cultural de la Generalitat ha tenido que autorizar el derribo después de realizar las catas pertinentes, pero instan a replicar el bloque por uno nuevo que respete los volúmenes y materiales del actual.

De esta forma, prevén levantar las edificaciones proyectadas en la nueva parcela de 4.791 m², que se sumará a la superficie actual de 9.906 metros. Al concluir el recinto, trasladarán a la totalidad del alumnado al nuevo, complementado con aulas prefabricadas mientras duren las obras de la segunda fase en la parcela inicial. El complejo dispondrá de tres pistas polideportivas y huerto escolar.