+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

PROYECTO COFINANCIADO

Almassora pavimenta la plaza de la Iglesia en la recta final de la reforma de la Vila

En menos de un mes esperan concluir las actuaciones iniciadas la pasada primavera. Ponen los anclajes que permitirán montar las barreras del recinto taurino en fiestas

 

La edila Martinavarro visitó las obras junto a los arquitectos. - MEDITERRÁNEO

R. D. 12/09/2020

Las obras de la Vila de Almassora encaran ya su recta final con la pavimentación de la plaza de la Iglesia y la incorporación del mobiliario. El entorno de la parroquia de la Natividad ha incorporado árboles y farolas de acero corten para respetar el ambiente antiguo del entorno. Además, en este último tramo de las obras, los operarios han elaborado los anclajes para colocar las barreras que marcarán el recinto taurino en las dos semanas festivas del municipio.
A menos de un mes para la conclusión de los trabajos, la concejala de Territorio, Carmina Martinavarro, ha visitado la zona junto a los arquitectos redactores del proyecto inicial, Juan Ramón Domínguez Catalá, José María Medrano Andrés y Gustavo Sáez González, para mostrarles el avance de los trabajos ideados desde su gabinete externo. El conjunto forma parte del plan de peatonalización de la Vila y está cofinanciado al 50% por los fondos FEDER de la Unión Europea y el Ayuntamiento.
La plaza de la Iglesia está pavimentada en la práctica la totalidad del perímetro y sigue la tónica de los materiales empleados en la calle San Joaquín. También el acero corten de las farolas de la plaza es el mismo que el de las placas que señalizarán los accesos y para la identificación de los edificios singulares. Durante estas próximas semanas, los empleados de la empresa adjudicataria las instalarán en el asfalto de la calle ya peatonalizada. Las dos placas más grandes anunciarán el inicio del casco antiguo en el Raval y la llegada a la plaza de la Iglesia.
Por otro lado, el proyecto también incluye la rotulación de otros puntos singulares de la calle San Joaquín. Entre ellos están el arco medieval a la altura de los números 45 y 53, el muro medieval a la altura del número 42 y los edificios ubicados en los números 1, 17, 22, 25, 29, 46-48, 47-49 y 88. Los operarios instalarán las placas de manera perpendicular en la entrada de los edificios más característicos, históricos o especiales de la vía.
Por último, la concejala de Territorio ha avanzado que mientras esta primera fase de las obras está a punto de finalizar, “en el departamento ya trabajamos para poder sacar a concurso público en 2021 el siguiente tramo de obras, que abarcará la plaza Mayor, epicentro del casco antiguo, y las calles de su entorno”.