+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A PARTIR DE NOVIEMBRE

Almassora prevé peatonalizar la Vila tras las fiestas del Roser

El próximo lunes trasladarán los plazos a los vecinos en una reunión sobre el plan

 

P. R.
13/06/2018

La peatonalización del casco antiguo comenzará el próximo noviembre. Esta es la previsión que maneja el equipo de gobierno de Almassora y que será trasladada a los vecinos en la reunión prevista para el próximo lunes, día 18.

De este modo, fuentes municipales confirman a Mediterráneo que las obras que darían inicio al plan especial de la Vila podrían arrancar una vez finalizados los festejos patronales del mes de octubre del Roser. Los residentes del casco antiguo conocerán esta decisión durante el encuentro para explicar la propuesta.

En la cita, como avanzó este rotativo, se presentarán al vecindario las alternativas al planteamiento inicial y, según fuentes del consistorio, escucharán sus sugerencias y aportaciones. Los trabajos arrancarán en la calle San Joaquín, uno de los principales viales del casco antiguo.

En este sentido, el pasado mes de febrero la junta de gobierno del Ayuntamiento de Almassora adjudicó el contrato para la redacción del proyecto de remodelación de la calle San Joaquín y plaza de la Iglesia a una empresa local por 11.858 euros, IVA incluido, frente a los 18.500 euros del presupuesto de licitación.

La intención, según las mismas fuentes, será proponer el tratamiento del vial San Joaquín, sus intersecciones y la plaza de la Iglesia en cuanto a su trazado y sección superficial, definiendo los materiales, el mobiliario, la señalización, la jardinería, la red de alumbrado público y agua potable y la solución de drenaje. El diseño afecta a una superficie de unos 2.400 metros cuadrados que integra una de las arterias principales de la Vila y el citado ágora.

TRÁFICO // La alcaldesa de Almassora, Merche Galí, ya anunció durante una de las citas del Dia del Veí, concretamente la celebrada en la Picaora, que el casco antiguo del municipio quedará vetado a la circulación antes de que concluyan las obras de peatonalización anunciadas.

Además, en el encuentro aseguró que la intención es que la remodelación comience este año y que los técnicos municipales trabajaban en buscar de solares para reservar aparcamiento en las inmediaciones de la Vila.