+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

PROYECTO DE remodelación urbana

Almassora propone iniciar el plan para peatonalizar la Vila por el Raval

Plantearán que los trabajos vayan en San Joaquín hasta el cruce con San Cristóbal. Dejarán para después de fiestas de mayo las obras hasta la plaza de la Iglesia

 

La última parte de la calle San Joaquín, hasta adentrarse en la plaza de la Iglesia, se reformará tras las fiestas. - MEDITERRÁNEO

PATRICIA RODRÍGUEZ comarcas@epmediterraneo.com ALMASSORA
04/02/2020

El Ayuntamiento de Almassora propondrá a la empresa adjudicataria de las obras de remodelación de la Vila que inicie los trabajos por la zona del Raval. Desde el consistorio confirman que esta es la idea que manejan los técnicos del área de Urbanismo.

El departamento planteará que empiecen desde allí en breve y se adentren progresivamente hacia la calle San Joaquín hasta el cruce con San Cristóbal, de manera que pospondrían para después de las fiestas de Santa Quitèria (mayo) las obras a desarrollar hasta llegar a la plaza de la Iglesia.

RESPETO POR LAS FIESTAS / El único requisito que señalaron «es que durante los festejos esté garantizada la celebración de la programación prevista, causando las mínimas molestias posibles». De hecho, el pliego de condiciones especifica como imperativo que los trabajos «tienen que detenerse para poder llevar a cabo las actividades habituales», en referencia a los diversos actos taurinos y religiosos, según especificaron.

El proyecto de peatonalización de la calle San Joaquín y la plaza de la Iglesia fue adjudicado a la mercantil Grupo Ravi por 441.940,52 euros, que firmó el contrato hace una semana.

Dispone de un plazo máximo de un mes para empezar las obras y entregar la documentación que le sea requerida. Desde el ejecutivo municipal señalan que en ese tiempo «la empresa, los técnicos municipales y el equipo de gobierno decidirán el lugar definitivo por dónde se empieza».

No obstante, el calendario establece que la ejecución sí que estará en marcha durante la Semana Santa, pudiendo afectar al normal desarrollo de sus procesiones y otros acontecimientos de esta época que tienen como escenario habitual cada año la Vila.

La reforma está cofinanciada al 50% por el Ayuntamiento y la UE, a través de los planes Feder, e incluye una superficie total de 2.289,40 metros cuadrados. Eliminarán los bordillos con un pavimento especial y en la plaza de la Iglesia crearán espacios verdes y mejorarán el alumbrado.