+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

BURRIANA 3 LA ACTUACIÓN SE ENGLOBA EN LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

Las antiguas escuelas de Santa Bárbara ganan salas vecinales

El local ya luce una imagen renovada con zonas nuevas para las dos asociaciones

 

Aparisi comprobó los trabajos realizados en el interior del inmueble. - MARTÍ

JAVIER MARTÍ
29/12/2017

El local de las antiguas escuelas de les Alqueries de Santa Bárbara ya luce nueva imagen interior. El ala derecha del inmueble presentaba graves desperfectos en paredes, suelos y techos, y ahora, aun manteniéndose como sede de la sociedad de colombicultura, también dispone de una habitación para desarrollar las funciones de local polifuncional.

Los trabajos se engloban dentro de los presupuestos participativos de este 2017. La propuesta de actuar en el edificio surgió de la asociación de vecinos tras detectar filtraciones de agua de lluvia como consecuencia del grave deterioro de la cubierta. La iniciativa consiguió movilizar a los residentes de este emblemático núcleo urbano, que lograron los apoyos suficientes para convertirla en la séptima idea con mayor respaldo popular y, de este modo, que el Ayuntamiento la asumiera como propia y realizara la intervención necesaria. Puesto que fue la última de las iniciativas que se aceptaron (por número de votos), el montante inicial de 45.000 euros se redujo a 20.000, aunque finalmente se ha incrementado esta cifra como consecuencia de la reforma llevada a cabo, al constatarse la necesidad de efectuar reparaciones inicialmente no previstas.

El teniente de alcalde de Núcleos Rurales, Vicent Aparisi, explica que las tareas consistieron en «la división del habitáculo», porque saben que «existen pequeños problemas vecinales». Ahora hay una zona para la asociación de vecinos, una para el colectivo de fiestas y asuntos sociales y otra para la colombicultura, así como un cuadro de luces y un aseo, aunque esperan que «en el futuro todos los vecinos estén unidos y puedan trabajar de la mano». En ese caso, una de las salas se podría utilizar como centro de estudios o similar.