+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

BURRIANA

El Arenal reembolsa abonos con todas las garantías de seguridad

Menos de 100 burrianenses pidieron la devolución, que se hizo escalonadamente

 

Las devoluciones se sucedieron de una manera escalonada. - CALPE

En el acceso a la Llar se tomó la temperatura a todas las personas. - CALPE

ISABEL CALPE
01/07/2020

La Llar Fallera tuvo ayer un aspecto muy diferente al que presentaba el pasado mes de octubre, cuando se registraron largas colas formadas por burrianenses que querían adquirir su abono para el Arenal Sound. La organización del festival registró menos de 100 solicitudes de devolución de entradas de las más de 8.000 que adquirieron los empadronados en la localidad, tras la suspensión del evento por el covid-19.

Los reintegros se sucedieron de manera escalonada desde las 9.30 horas, cuando se abrieron las puertas de la Llar Fallera, hasta las 19.00, cuando se dio por finalizada la jornada. Para gestionar el reembolso, los usuarios debían presentar fotocopia del DNI, la entrada para comprobar su veracidad y el formulario de devolución que estaba disponible durante las pasadas semanas en la web arenalsound.com.

Cabe recordar que las entradas físicas que fueron adquiridas por los vecinos de Burriana son válidas para la undécima edición, que tendrá lugar del 27 de julio al 1 de agosto del 2021 sin necesidad de ninguna gestión. Además, los abonos y productos devueltos serán puestos a la venta en fecha por determinar, a los mismos precios que fueron adquiridos.

Para poder acceder a la Llar Fallera fue necesario acudir con mascarilla y en la puerta de entrada miembros de la organización tomaron la temperatura con un termómetro digital. Las marcas en el suelo indicaban la distancia de seguridad y en la puerta de acceso había habilitado un puesto con gel hidroalcohólico para la limpieza de manos. Otra de las medidas llevada a cabo por la organización para garantizar la seguridad fue citar a los solicitantes de las devoluciones a una hora determinada con una separación de 10 minutos para evitar las aglomeraciones y que, de este modo, los accesos se produjeran de manera escalonada.