+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

PLAN MUNICIPAL de mantenimiento

Benicàssim activa la limpieza de 56 fuentes de agua potable

Las tareas se suman al tratamiento regular que impulsan sobre estos espacios

 

Los operarios de la brigada actúan estos días en las 56 fuentes públicas. - BELLIDO

EVA BELLIDO comarcas@epmediterraneo.com BENICÀSSIM
01/11/2017

El Ayuntamiento de Benicàssim ha comenzado esta semana los trabajos del plan de limpieza y mantenimiento de las 56 fuentes de agua potable municipales. Tal y como se decidió en pleno, el consistorio interviene en la renovación de estos elementos para que ofrezcan un mejor estado de salubridad y de estética para el disfrute de vecinos y visitantes.

El concejal de Servicios Públicos, Clemente Martín, informó que las labores son para adecentar «las cubetas de desagüe, repaso del buen funcionamiento de los grifos, control de salud y repintado de la fuente, en el caso de las que son de los modelos románticos de hierro forjado».

Las actuaciones se prolongarán durante varias semanas para asegurar el aprovechamiento de agua durante todo el año de forma gratuita y pública. El edil explicó que la mayoría se abastecen de la red hídrica procedente de la tradicional Fuente del Señor, que emana agua de «primera calidad». El resto de los grifos alejados de esa canalización están conectados a la conexión de agua potable local y también son aptos para el consumo humano.

Dentro del programa de mantenimiento está previsto el repintado de la propia Fuente del Señor, situada en la plazoleta del mismo nombre, frente a la iglesia de Santo Tomás y bajo del ayuntamiento, según el edil.

cuidado regular // El pasado ejercicio, el consistorio también llevó a cabo un mantenimiento constante sobre las tres instalaciones ornamentales públicas de la ciudad que están en funcionamiento, la de la Guitarra, la ubicada en la plaza de Les Corts y la de la plaza de los Dolores, que reciben tratamientos de limpieza y cloración regularmente para conservar su aspecto y salubridad.

Durante el año realizan un tratamiento continuado que en época estival se acentúa, para poder preservar estos elementos de cualquier posible deterioro de la calidad del agua o ambiental.