+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

EFECTOS DE La borrasca ‘GLORIA’

Borriol veta el consumo humano de agua del grifo tras el temporal

El Ayuntamiento confía en restablecer hoy el suministro o dará alternativas. Una analítica de la Conselleria lleva a restringir su uso para beber y cocinar

 

El Ayuntamiento de Borriol se vio obligado ayer a restringir el consumo de agua tras las analíticas desfavorables. - MEDITERRÁNEO

I. CHECA // C. TOMÁS
23/01/2020

El Ayuntamiento de Borriol se vio obligado ayer a restringir el consumo de agua del grifo de la red municipal. Una medida que surge como una nueva consecuencia del temporal Gloria que en los últimos días ha azotado la provincia de Castellón, puesto que los análisis realizados por la Conselleria de Sanidad ayer por la mañana evidenciaron que el suministro no reunía la calidad mínima necesaria para su uso.

El alcalde de la localidad, Hèctor Ramos, explicó que recibieron la notificación de la administración autonómica con ese aviso a última hora, por lo que tuvieron que emitir un comunicado para informar a la población.

AVISO // El consistorio advirtió a los vecinos que, a causa de las lluvias, el agua suministrada por el Ayuntamiento no era apta para el consumo humano e instó a los ciudadanos a abstenerse de usarla para beber y preparar comida. No obstante, Ramos tranquilizó al decir que sí podía ser utilizada para otros fines. El munícipe agregó que ya están trabajando en solucionar la incidencia y confían en poder restablecer el suministro durante el día de hoy. No obstante, en caso de que el problema persistiera, el consistorio «estudiaría tomar medidas urgentes» para abastecer a la población borriolense.

La situación, por suerte, no afecta a las fuentes municipales, ya que estas últimas funcionan con un circuito separado.

El alcalde precisó que en medio año que lleva su equipo de gobierno es la primera vez que les ocurre un incidente así, de la que el Ayuntamiento alertó a través del grupo local de Whatsapp y en sus cuentas de redes sociales.

Este contratiempo provocó que muchos habitantes acudieran en mayor medida a comprar agua mineral a los supermercados y tiendas del municipio. De hecho, en un establecimiento trasladaron a este diario la cantidad de gente que acudió a comprar garrafas de agua y botellas tras el aviso. Entre los vecinos reinaba el desconcierto, ya que no sabían hasta cuándo se iba a prolongar la restricción. Esta preocupación se traslucía también en los canales on line, donde pedían al consistorio más información acerca de qué valores habían salido mal en la analítica, por qué no era apta para el consumo y hasta cuándo iba a durar el problema.