+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

PRIMER PARCHE EN DÉCADAS PARA LA URBANIZACIÓN

Burriana actuará tras 30 años sin luz en un tramo de la avenida Constitución

Invertirán 22.000 € para adecuar el terreno e instalar alumbrado e imbornales en el vial

 

Por cambios en el planeamiento, el tramo central de esta vía no tiene servicios de alumbrado ni desagües. - ISABEL CALPE

ISABEL CALPE
23/02/2021

Burriana intervendrá en la avenida Constitución, en el Grao, por primera vez en 30 años. Mejorarán el tramo central del vial, que arrastra una dilatada controversia y al que han querido poner fin varios equipos de gobierno, sin éxito. Lejos de ser la solución definitiva, el bipartito (PSOE y Compromís) ha consensuado con la oposición el primer parche en más de tres décadas de conflicto para resolver de manera transitoria los problemas de seguridad por falta de iluminación y la acumulación de agua por escasez de drenaje.

El proyecto conlleva una inversión de más de 22.000 euros, con los que prevén realizar trabajos de adecuación de las zonas de tierra, además de instalar alumbrado público y un grupo de imbornales. El concejal de Servicios Públicos y Zona Marítima, Vicent Aparisi, reconoce que este no es el «remedio final» a esta larga problemática, pero anuncia que quieren «dar algo más digno a los vecinos».

Consenso

La resolución de este plan ha surgido del consenso entre el equipo de gobierno y los grupos municipales en la oposición. El edil explica que, junto al concejal de Urbanismo, Bruno Arnandis, han mantenido varias reuniones para abordar «las unidades de ejecución por desarrollar o con carencias», con el fin de encontrar una solución a las dificultades que sufren los residentes afectados por urbanización sin resolver.

En este caso, hay que tirar de hemeroteca para encontrar el origen de este complicado procedimiento, que data del año 1973, momento en que diseñaron por primera vez la planificación de esta calle. Desde entonces hasta ahora el plan ha sufrido constantes modificaciones en cuanto a su anchura, lo que desembocó en un desajuste en el alineamiento de las viviendas por un planeamiento urbanístico mal ejecutado.

Para regularizar la zona, sería necesario llevar adelante expropiaciones y ventas hasta obtener el suelo necesario, un proceso difícil para el que haría falta poner de acuerdo a los vecinos y que a lo largo de varias legislaturas no ha sido posible obtener. Se trata de un área muy consolidada y la urbanización de esta avenida ha estado dentro de los planes políticos de diferente signo, incluso con presupuesto para ejecutarla.