+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

tras las denuncias formuladas por vecinos

Burriana pone cerco a dar de comer a animales en las calles

El edil del área, Javier Gual, asevera que la ordenanza “está para cumplirse”. La Policía Local advierte a través de pegatinas que está prohibido hacerlo

 

Una mujer da comida a los gatos en la calle. Abajo, la advertencia de la Policía Local. - MARTÍ

Una mujer da comida a los gatos en la calle. Abajo, la advertencia de la Policía Local. - MARTÍ

JAVIER MARTÍ
13/05/2016

Vecinos de Burriana han requerido a la Policía Local para que tome medidas encaminadas a poner freno a los puntos de la vía pública en los que se está dando de comer a animales sin dueño.

Tras sumarse varias denuncias ciudadanas advirtiendo de estos hechos, los agentes han comenzado a tomar parte en el asunto y la primera acción ha consistido en avisar mediante escritos informativos sobre la prohibición, según una ordenanza municipal, de proporcionar comida a los animales en la vía pública.

En estos lugares y con el anagrama del cuerpo municipal de seguridad, para dar carácter de oficialidad a la notificación, se puede leer: “Capítulo IV. De los perros y gatos vagabundos. Artículo 21: Queda prohibido facilitar alimentos de forma habitual a los perros y gatos vagabundos”.

Y es que esta es una práctica que se repite de manera usual en solares en los que no se ha construido. Por la suciedad que se genera y los restos de comida son fácilmente detectables tanto para los vecinos como para los propios agentes del orden. Unos solares que se distribuyen por diferentes puntos del casco urbano.

OBJETIVO FINAL // El objetivo final de las acciones que ahora se están incrementando desde el Ayuntamiento de Burriana es impedir que estos puntos se conviertan en un foco de infecciones en la vía pública, como consecuencia de la presencia continuada de animales abandonados.

A este respecto, el concejal de Policía, Javier Gual, explicó que esta iniciativa se lleva a cabo porque “la policía está al servicio de la ciudadanía y esto demuestra que el vecindario se ampara en este cuerpo, que tiene el deber y la obligación de atender las demandas que realicen”. Asimismo, Gual aseveró que “la ordenanza municipal está para cumplirse”; y de ahí las advertencias que ya han comenzado a realizar los agentes, con la pegada de indicaciones en las vallas que cierran los terrenos sin construir que, en ocasiones, acogen las colonias felinas. El edil destacó la “buena comunicación que, avisos como estos, demuestran que hay entre los burrianenses y la policía, que cuando se la solicita, actúa”. H

   
3 Comentarios
03

Por Paula 20:00 - 13.05.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Por cierto, la ordenanza está para cumplirse, sí. Pero les recuerdo que si no hay una ley que ampare lo que pone en esa ordenanza -como es el caso- la ordenanza es ilegal.

02

Por Paula 19:59 - 13.05.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No. El pueblo de Borriana hace un año que está pidiendo que se censen las colonias de gatos y se tengan en condiciones ya que son beneficiosos para toda ciudad, pues previenen enfermedades como la peste (que se originó al erradicar los gatos de las ciudades hay que recordar). Los policias locales que acosan a los alimentadores son 3. Rellenan las denuncias poniendo que alimentan en vía pública cuando la mayor parte se alimentan en parcelas privadas con permiso de los propietarios del solar. Falsean las denuncias, señores. Lástima que no hagan lo mismo para pillar a la gente que abandona perros en lugares como el pipican, tan cercano a la comisaría, o tiran gatos en bolsas a contenedores. Eso sí, lo que si que saben hacer es llamar a las protectoras a cualquier hora del día y noche para dar animales desde sus teléfonos privados. Señoras/es policias, mejor quejénse a sus superiores para que puedan poner solución, y no llaméis en "secreto", que el dinero sale de nuestros bolsillos y ni un simple "gracias"...

01

Por Amon 10:29 - 13.05.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Buenos días, Acabo de leer en el periódico que el Ayuntamiento de Burriana, Castellón, va a empezar a multar a la gente que dé de comer a los animales sin hogar. O sea, vais a empezar a multar a los que ayudan a los que no tienen ningún lugar donde resguardarse, ni ningún alimento para sobrevivir, que dependen de la caridad de personas amables que sufren por ver los animales en esas condiciones. Es decir, es como si fuerais a multar a Santa Teresa de Jesús por querer ayudar a los más desfavorecidos. En vez de educar a vuestra ciudadanía de que si hay animales sin hogar es porque existen personas que los abandonan, que tienen camadas indeseadas porque no los esterilizan/castran, que no les importa dejarlos en la calle, porque saben que nadie los van a descubrir ni castigar. La convivencia entre gatos (porque hablamos principalmente de esta especie) y humanos es posible en el siglo XXI, solo hace falta voluntad. Los solares deben ser limpiados, debéis trabajar en colaboración con las protectoras de vuestro pueblo: PAB Burriana y Tara Verde, adoptar el proyecto CES (Castración-Esterilización-Soltar), dignificar las personas que los alimentan y crear colonias controladas de gatos como ya están haciendo pueblos como Vila-real y otros tantos en España. Os ruego, no os quedéis atrás, no volváis la vista al siglo pasado, id más allá. Espero que alguien en vuestro ayuntamiento no se quede simplemente con las ordenanzas e intente hacer un cambio de verdad hacia el sentido común y la convivencia, porque si algún ser vivo no tiene la culpa de todo esto son seguramente todo perro o gato que se ve obligado a vivir en esas condiciones. Atentamente