+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

nuevo frente abierto para la cita dominical

Casi la mitad del Mercat de la Mar de Burriana, afectada por el Pativel

En la actualidad existe espacio para 260 paradas, aunque un 30% de los vendedores no acude. La norma del Consell impediría que parte de los terrenos se usaran del 1 de marzo al 30 de junio

 

El Mercat de la Mar se encuentra en una zona protegida en gran parte por el Pativel. - MARTÍ

J. MARTÍ // I. CASTELL
04/03/2017

Una nueva amenaza se abre para el renovado Mercat de la Mar de Burriana. Y es que, el Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde (Pativel) que la Generalitat Valenciana va a aprobar afecta de lleno a la instalación de este mercado, pues delimita los usos que se pueden hacer en cerca de la mitad de los terrenos que, en la actualidad, ocupa esta actividad, que se celebra los domingos en el litoral.

En concreto, según ha podido saber este diario, la nueva normativa marca como playas naturales una gran extensión del litoral burrianense, entre ella, la de la cita dominical. Una oferta que se retomó hace dos meses, después de año y medio de paralización debido a su recomposición.

CUATRO MESES / Según reza en el documento del Consell, en el caso de «establecimientos o instalaciones de carácter temporal» estas no podrán estar en marcha «entre el 1 de marzo y el 1 de junio» con una excepción «los elementos imprescindibles para garantizarlos servicios de Cruz Roja, salvamento y accesibilidad universal». En la práctica, implica que, durante cuatro meses, el mercadillo no podría celebrarse, al menos, en una parte de los terrenos cercados con este fin.

En la actualidad, la iniciativa no pasa por su mejor momento pues, como informó Mediterráneo este mismo martes, si el primer fin de semana comenzó el mercadillo extraordinario de los domingos con cerca de un 10% de las 260 paradas sin montar, el pasado domingo la cifra se elevó ya a unas 80, es decir, prácticamente el 30% de los vendedores no acudió a trabajar.

Los comerciantes aluden a las estrictas normas que se han impuesto, como la obligación de estar en las instalaciones a las 8.30 horas para poder instalar el puesto, como uno de los motivos para que este proyecto no goce del esplendor de ejercicios atrás.

La necesidad de promoción, después de 18 meses sin celebrarse, así como la proximidad de otra cita comercial de los domingos, en este caso, en Mascarell, es otra de las grandes causas.

Sin embargo, la propuesta nulense también se está desinflando respecto al éxito que tenía tiempo atrás. Parece que el exceso de oferta tampoco les ayuda.

Temas relacionados