+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BENICÀSSIM

Comienzan las obras de Villa Elisa, que esperan finalizar en noviembre

Dispondrá de salas de exposiciones y actos, aulas multiusos y un bar-cafetería . La inversión es de 1,8 millones de euros, lo que supone ahorrar un 25% de lo previsto

 

Los primeros trabajadores instalan las casetas de obra y todo lo necesario para comenzar las tareas. - BELLIDO

EVA BELLIDO
25/01/2018

Las obras para rehabilitar por completo Villa Elisa han arrancado. La parcela del palacete empieza a registrar movimiento y ya se han instalado las casetas de construcción, informa el edil de Urbanismo de Benicàssim, Carlos Díaz.

Los primeros trabajos comenzarán con la instalación de la luz y el agua y con tareas de limpieza. El contrato se firmó el pasado mes con la empresa Construcciones San José, ganadora del concurso de ejecución del proyecto de finalización de la reforma.

La inversión asciende finalmente a 1,8 millones de euros, lo que supone un ahorro del 25% del presupuesto con respecto al precio inicial de licitación. De este montante, la Diputación aporta un millón y el Ayuntamiento asume el resto. La intervención tiene un plazo de ejecución de 10 meses, con lo que a final de año, aproximadamente en noviembre, prevén su finalización.

METAS // Respetar la singularidad de este edificio emblemático, construido en 1943, es uno de los objetivos, pero, al mismo tiempo, dotarlo de espacios y áreas de gestión y trabajo necesarios para convertirlo en un lugar de referencia para usos múltiples.

La nueva Villa Elisa verá remodelado completamente su interior, donde se habilitarán salas de exposiciones, actos, salón de recepciones, aulas multiusos y otras tecnológicas, entre otras dependencias que servirán para el correcto funcionamiento de todo el complejo sociocultural.

Además, por otro lado, el edificio auxiliar, es decir, el antiguo almacén, se convertirá en un moderno bar-cafetería que dará servicio de restauración al edificio y, probablemente, al público de manera abierta. El plan contempla la actuación sobre toda la parcela, de una superficie de 4.263 m2, y los dos edificios que cuentan con un espacio construido entre ambos de casi 2.000 m2.

tras una década // La alcaldesa, Susana Marqués, destaca la importancia del proyecto: «Pasamos a la que será, sin duda, la iniciativa realizada en la ciudad más significativa en este mandato. Damos por concluidos 10 años de sufrimiento, viendo cómo nuestro patrimonio se deterioraba y no se adoptaban soluciones».