+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

visita a las instalaciones de vinaròs y burriana

La Diputación avala los estándares de calidad en sus mataderos

El presidente, José Martí, examina la producción de cárnicos de la provincia. El diputado Santi Pérez asiste a la jornada de puesta en valor del Sènia

 

El diputado Santi Pérez visita los olivos milenarios del Sènia - MEDITERRÁNEO

REDACCIÓN
28/07/2020

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, visitó ayer los dos mataderos que la institución provincial mantiene activos en Borriana y Vinaròs, instalaciones que garantizan que el sacrificio para la producción cárnica se realice cumpliendo con las medidas higiénicas y sanitarias que establece la legalidad vigente.


El presidente explicó que se trata de dos almacenes distintos. Mientras que el de Plana Baixa es de tipo industrial, practica alrededor de 135.000 sacrificios al año y está especializado en la carne de vacuno, el del Baix Maestrat, con unas 11.000 actuaciones anuales, trata el ganado criado en las granjas de la comarca y en sus zonas de proximidad, y está orientado a la producción del comercio local.

Funcionalidad

Martí puso de manifiesto durante el itinerario, acompañado por la alcaldesa de Burriana, Maria Josep Safont, las «grandes dimensiones del matadero burrianense, con una amplia capacidad de producción y una elevada actividad relacionada con los espectáculos de bous al carrer».


Por su parte, el presidente señaló en la visita al de Vinaròs junto a la concejala del área, Ana Fibla, que sus instalaciones «cumplen una función social porque garantiza que las actuaciones, por pocas que sean, se realicen con la higiene necesaria». Martí puso como ejemplo que el matadero de Vinaròs «provee los ejemplares a la comunidad musulmana para la fiesta del cordero», por lo que subrayó la importancia de esta práctica cara al comercio local y los productos cárnicos autóctonos.

Patrimonio histórico

El diputado provincial de Desarrollo Rural, Santi Pérez, se acercó ayer a las comarcas del Baix Maestrat, el Matarranya, en Aragón, y el Montsià en Catalunya, junto con representantes de las diputaciones de Teruel y Tarragona, en una jornada para dar visibilidad a los recursos naturales y patrimoniales de la mancomunidad del Sénia, donde se encuentra la mayor concentración de olivos milenarios del mundo.


La huella de Castellón, según Pérez, se refleja en una aportación de 22.500 € para el mantenimiento de estos árboles y la conservación de construcciones de piedra en seco. La finalidad es, en palabras del diputado, «valorar el patrimonio agrícola de la zona y configurar un nuevo escenario turístico que capte visitantes apasionados por el medio ambiente y la arquitectura histórica».


La jornada finalizó en Ulldecona, donde las tres diputaciones y la mancomunidad del Sénia detallaron las actuaciones previstas para en este sector, así como la constitución de la comisión de seguimiento del Sipam Olivos Milenarios Territorio Sénia, para la preservación de los olivos.