+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

ESTABA DEBAJO DE UN PINO

Encuentran un águila muerta en la desembocadura del Millars

La autopsia determinará la causa del óbito, ya que no presentaba indicios de ser electrocutado o recibir disparos

 

Imagen del rapaz que hallaron sin vida, con las alas estiradas. - MEDITERRÁNEO

R. D.
28/02/2020

La guardería rural del Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Millars, formado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación y la Generalitat, ha encontrado un ejemplar muerto de águila calzada (Hieraaetus pennatus) en el párking de la zona conocida como la Cosa. La rapaz estaba debajo de un pino, con las alas estiradas y alejada de cualquier torreta eléctrica de media tensión.

El guarda rural que encontró el animal, después de una revisión ocular, no encontró ningún indicio relacionado con la caza, ya que el ave aparentemente no presentaba señales de disparos en su cuerpo. Inmediatamente avisó al teléfono 112 para avisar del hallazgo. Posteriormente, técnicos del centro de recuperación de fauna Forn del Vidre, ubicado en la Pobla de Benifassà, en la comarca del Baix Maestrat, pasaron a recoger el águila para llevarlo al centro de recuperación de Fauna La Granja de El Saler, en Valencia.

Este centro cuenta con un equipo de veterinarios especializados en fauna salvaje que realizarán la autopsia al águila para determinar la causa final de su muerte. Hay que recordar que las águilas y otras especies de rapaces están protegidas por la ley. El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Millars recuerda que es importante llamar al número 112 siempre que se encuentre un animal salvaje herido o muerto en la naturaleza.

Presencia habitual en el paraje

Las águilas calzadas son rapaces habituales en este paraje, sobre todo durante la época de las migraciones tanto prenupciales como postnupciales. Durante estas semanas han comenzado a verse por la zona varios ejemplares siguiendo su migración antes de primavera. En la desembocadura del río  suelen encontrar alimento, descanso y tranquilidad y de ahí que algunos ejemplares prefieren quedarse algunos días por la zona.