+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

NO TE LO PIERDAS

La Escuela Municipal de Teatro de Segorbe suple con un vídeo su muestra de final de curso

La pandemia ha obligado a cancelar esta función aunque los alumnos han realizado un vídeo que muestra parte del trabajo realizado

 

REDACCIÓN
26/06/2020

Los alumnos de la Escuela Municipal de Teatro de Segorbe celebran, todos los años, el último viernes del mes de junio, una muestra del trabajo de todo un año. Ante la imposibilidad de realizar dicha función este año, han elaborado un vídeo "para que nos olvidéis", tal y como afirma su directora Mafalda Bellido. A continuación, reproducimos una carta de Mafalda Bellido:

Si la pandemia no se hubiera cruzado en nuestras vidas, hoy la Escuela Municipal de Teatro, hubiera subido a las tablas del Serrano para representar su muestra de fin de curso en la capital del Alto Palancia. Como todos los últimos viernes del mes de junio los alumnos de Avanzado -y los de Iniciación, unas semanas antes- superarían sus miedos, enfrentarían sus temores y defenderían su personaje ante su público.

Pero no ha podido ser. Hoy el Serrano no vivirá los nervios de última hora, los alumnos no contendrán la respiración antes de entrar al escenario, las patas no estarán llenas de compañeros vibrando y apoyando al que está en escena, no habrá abrazo del oso, ni nuestro grito de guerra, el patio de butacas estará vacío y tampoco se escucharán los aplausos.  Un eco sordo envolverá el Serrano.

No solo el día de la función ha sido distinto a nuestros últimos meses de junio. Desde principios de mes, todos los años, ensayamos muchas horas y los descansos, y las risas, y las cenas tienen lugar en la plaza del Almudín. Actores y agricultores nos mezclamos a la hora de las mandas, unos para cenar, otros para tomar el turno del agua del día siguiente.

Quizás no somos tan distintos, para las dos profesiones se necesitan muchísimas horas de dedicación, muchísima paciencia y también mucha fe. También, los dos, alimentan con su trabajo, unos el estómago y otros el alma. No se puede vivir sin una cosa y sin la otra.

Temas relacionados