+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

LA ALCALDESA REMITIRÁ UNA CARTA A LA GENERALITAT

Exigen la licitación «inmediata» del centro del mayor de Benicàssim tras 5 años parado

El Ayuntamiento reclama celeridad y teme que la partida siga sin ejecutarse, como pasó en el 2016. La vicepresidenta Oltra asegura que hay dinero presupuestado, pero no da plazos para ejecutarlo

 

Las obras del CEAM se han paralizado varias veces por problemas económicos y el desplome del forjado - BELLIDO

EVA BELLIDO
09/05/2017

El Ayuntamiento de Benicàssim exige la «licitación inmediata» del CEAM (centro especial de asistencia al mayor) tras conocer que las obras están consignadas en el presupuesto de la Generalitat de este año. La alcaldesa, Susana Marqués, pide celeridad en el proceso, ya que la actuación lleva paralizada cinco años, desde el 2012, y es un edificio muy reivindicado. Según ha podido saber el equipo de gobierno benicense a raíz de la contestación de la vicepresidenta y consellera de Inlusión Social, Mónica Oltra, a las preguntas parlamentarias de diputados del PP, «la finalización de la construcción del edificio tiene adjudicada una partida presupuestaria concreta en el estado de gastos de la Generalitat». Aunque en el 2016 también estaba consignada y finalmente no se licitó. Marqués recibe la noticia como «agridulce», al lamentar que no haya aún fecha. «Por un lado, estamos contentos porque sabemos que sí se puede contratar, pero por otro no hace sino confirmar el boicot de la Conselleria a este proyecto clave».

PREGUNTAS // La munícipe anuncia que esta semana remitirá una carta a la vicepresidenta exigiendo avances y preguntando los motivos de por qué no se ha realizado la contratación de la obra y su puesta en marcha. «Los benicenses merecen saber por qué se les ningunea y por qué, a pesar de haber realizado cuantos proyectos y adecuaciones nos han exigido, aún sigue sin ponerse en marcha la actuación», asegura.

Los trabajos se iniciaron a principios del 2011, con un presupuesto de 3,6 millones de euros del plan Confianza de la Generalitat. Se paralizaron por primera vez antes del verano del año 2011 por problemas económicos de la empresa y se reanudaron tras esa misma temporada estival. Dos meses después, en noviembre, sufrió otro parón, esta vez propiciado por el desplome de una parte del forjado de la primera planta de la construcción. La actuación se retomó rápidamente, aunque se volvió a estancar a principios del ejercicio 2012, por problemas de la firma adjudicataria.