+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

BURRIANA

La familia real, una obra de arte en Santa Bárbara

José Vicente Forner pinta en la ermita a los Reyes de España en el proyecto artístico que impulsa el Rotary Club, para el que busca fondos

 

Familia real 8 Forner pinta a sus miembros en una parte del templo. - MARTÍ

JAVIER MARTÍ
22/11/2017

La familia real transformada en una obra de arte. Eso es lo que está consiguiendo el pintor José Vicente Forner, encargado de los trabajos artísticos que desarrolla en la ermita de Santa Bárbara de Burriana. Unas actuaciones que resultan posibles gracias al impulso del club Rotary mediante su proyecto pro-art enfocado en este templo.

Para continuar con la recaudación de fondos para esta causa, el próximo 1 de diciembre organizan una cena, a partir de las 21.30 horas, en los salones del Club Náutico, en la que prevén una importante afluencia de comensales para asegurar este proyecto artístico.

Cinco grandes lienzos

Tras un año de trabajos en la ermita --comenzaron el 1 de diciembre del 2016--, Forner ha conseguido completar el primero de los cinco grandes lienzos de la primera fase del plan.

La obra culminada es un retablo de 7 metros de altura y 2,5 de ancho con el Martirio de Santa Bárbara. Entre la escena se adivinan elementos relacionados con el enclave, como la Torre de Tadeo, la custodia del Salvador (siglo XIV), el propio ermitorio y personajes contemporáneos, como la mujer del artista o dos niños y un perro que viven cerca del templo, junto a un sobrino suyo. Forner ha convertido Santa Bárbara en su estudio y allí trabaja casi todas las mañanas con caballetes, óleos, bocetos y proyectos. En uno de los laterales ha improvisado un mecanismo para facilitar la pintura de los lienzos sin montar andamios. La previsión es finalizar el trabajo en un plazo de 10 a 12 años.

Actividad

A día de hoy, el pintor trabajará en la parte inferior del lienzo central, que se ubicará detrás del Cristo que presidirá el templo. «Iban a estar el obispo y el cura-párroco, pero finalmente aparecerá la familia real, con el Rey emérito, los Reyes y sus hijas», indica el creador.