+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NULES

Impulsan dos iniciativas para potenciar los ‘bous al carrer’

Las propuestas se suman al programa para dinamizar las actividades taurinas

 

Las vacas acapararon la actividad festiva de la tarde y en esta ocasión fue a cargo de Fernando Machancoses. - MIRA

MÒNICA MIRA
11/10/2018

La afición taurina en Nules empieza a ir más allá del habitual patrocinio de exhibiciones de toros cerriles por parte de peñas. El programa de las fiestas patronales de la Soledat se ha convertido en el escenario de presentación de un par de nuevas iniciativas que persiguen objetivos muy similares: impulsar y fortalecer todo lo que tiene que ver con los bous al carrer desde distintas perspectivas.

Es la intención, por ejemplo, de la recientemente creada Associació Gastronòmica i Taurina Esmorçar del Bou, que el próximo sábado organizará un almuerzo popular con el que pretenden darse «a conocer y sumar gente», indicaron desde el colectivo.

Por el momento, su inquietud aglutina a una treintena de aficionados, que más allá del patrocinio de alguna exhibición, como hicieron en las fiestas de Sant Xotxim, tienen como prioridad organizar otras propuestas «como un concurso de fotografía o exposiciones», explicó ayer su presidente, Marcos Arrufat. Lo que persiguen es «potenciar y defender la tauromaquia», que a su parecer «está sometida a la persecución de las administraciones».

La segunda acción incluida en la agenda festiva será la que tendrá lugar mañana y es más singular. Un diseñador local, Fran Canós, creador de las pulseras Unboton (el 20% de las ventas son para la Fundación Soñar Despierto), se incorporó a un importante grupo de aficionados para patrocinar vacas enfundadas en la recta final de la Nit taurina, impulsada por el Ayuntamiento, que incluye entrada de toros, vacas y embolado de Miguel Parejo.

CIERRE DE CASAL / En cuanto a las incidencias festivas, la Policía Local procedió al cierre de un casal perteneciente a una peña de menores que, además de tener alcohol y varios apercibimientos, acumulaban quejas por molestias vecinales y no había registrado su apertura, como es obligación.