+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Comarcas

 

EL PLENO ratifica los reconocimientos

José Luis Esteban, nuevo hijo adoptivo de l’Alcora

También designan a Alejandro Cabrera ‘Albader d’Honor’

 

Alejandro Cabrera. -

José Luis Esteban. -

J. NOMDEDEU
05/11/2019

El pleno del Ayuntamiento de l’Alcora sumó con dos destacados nombres el listado de reconocimientos a personalidades locales. La decisión contó con la unanimidad de todos los grupos municipales.

En primer lugar, y a iniciativa del cronista oficial, José Manuel Puchol, dieron el visto bueno al nombramiento como hijo adoptivo al doctor José Luis Esteban López, actual presidente del consejo rector de la Caja Rural de la localidad, y fundador de la Rompida de la Hora. «Su trayectoria, trabajo y constante promoción altruista del nombre de l’Alcora le hacen merecedor de esta importante distinción», según destacó el alcalde, Samuel Falomir.

Nació en Zaragoza en 1960, pero es considerado un alcorí de soca, pues se ha criado en la capital de l’Alcalatén. Muy activo en la vida cultural, en 1988 fue presidente de la Hermandad del Santísimo Cristo del Calvario, y durante su mandato fundó la sección de tambores y promovió la Rompida de la Hora, que desde el 2018 es Patrimonio de la Humanidad, y que también es fiesta de interés turístico autonómico y bien de interés cultural.

‘ALBAES’ / Además, fue aprobado el nombramiento de Alejandro Cabrera como Albader d’Honor, tras vencer el concurso de albaes a la Virgen que se canta en Nochebuena. En el transcurso de la sesión se recordó que ya lo ganó con 20 años, siendo el más joven en ganar este certamen, y una década más tarde repite el triunfo.

Su obra estará interpretada por la Rondalla de l’Albà. Según marca la tradición, el ganador está obligado también a escribir una pieza dedicada a la máxima autoridad local. Así pues, tras la albà de la parroquia a la Virgen María se cantará en el portal de la casa del actual alcalde. En ella, después de felicitar las fiestas navideñas al munícipe se suele incluir algún aspecto de alabanza o crítica de la gestión local.