+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

COMO ANTESALA A LA PEREGRINACIÓN DEL SÁBADO

L’Alcora señaliza los 35 kilómetros de la ruta por sus cinco ermitas

El sábado se estrenará la iniciativa con la romería que ya cumple 23 ediciones. La senda arranca en el calvario e incluye la subida al punto más elevado del municipio

 

La romería por las ermitas cumple el próximo sábado su 23ª edición. - NOMDEDEU

JAVIER NOMDEDEU
20/04/2017

El Ayuntamiento de l’Alcora ha completado la señalización de la ruta que une sus cinco ermitas y que discurre por un trazado de 35 kilómetros a lo largo de su término municipal. Una iniciativa que se estrenará el próximo sábado, coincidiendo con la tradicional peregrinación por estos peculiares templos y que, con esta, alcanza su 23ª edición.

«Desde el consistorio, y especialmente desde el área de Promoción Turística, apoyamos la incorporación de nuevos senderos, y más concretamente el de las ermitas, que ponen en valor los peregrinos y que, ahora sí, ya cuenta con una señalización adecuada y promueve la práctica del senderismo y el disfrute de los magníficos paisajes de la villa», señala el alcalde, Víctor Garcia.

La Ruta de les Ermites PR-120, que es su denominación oficial, comunica los templos repartidos por el término municipal. El recorrido se inicia en el calvario y continúa en dirección a la Cueva del Ángel y el Mas de Marco.

VALOR ETNOLÓGICO 

El valor etnológico del trayecto arranca desde el primer minuto y pasa por la pedanía de Araia --ermita de San Joaquín y Santa Ana--. Y tras discurrir por el Mas del Rogle y superar el camino de Las Calzadas y el barranco del Salto del Caballo, se asciende hasta la Cruz de Torremundo, el punto más elevado del municipio, a 717 metros de altitud sobre el nivel del mar.

La ruta prosigue por los ermitorios de San Cristóbal, del Calvario y San Vicente, para seguir en dirección al de San Miguel, en la pedanía de la Foia, alcanzando el molino Matraca. Continúa por la Mina de Cabres, desde donde se accede a la Cruz de los Peregrinos de las Ermitas; y desciende por el castillo de l’Alcalatén hasta llegar al templo del Salvador y acabar, de nuevo, en el casco urbano.

El sábado, a las seis de la mañana, tendrá lugar una misa de peregrinos en el calvario, como acto previo a la peregrinación en la que participan decenas de devotos y cantores, además del cura que porta la reliquia.

Temas relacionados