+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

ONDA LOS FESTEROS PROLONGARON EL ALMuERZO DE FIRA HASTA LA TARDE

Las charangas retan a la gota fría, que respeta a los toros en Onda

Uno de los astados se partió un cuerno contra un cadafal en una fuerte embestida. Las precipitaciones obligan a cancelar el pasacalles oficial y los actos matutinos

 

El esperado ‘bou de la fira’, de la afamada ganadería de Victorino. - GARCÍA

Los actos taurinos se desarrollaron con normalidad. - GARCÍA

GEMA GARCÍA
21/10/2012

Más fotos

GALERÍA Almuerzos de la Fira d’Onda.

Ver galería completa

GALERÍA Almuerzos de la Fira d’Onda.

Ver galería completa

GALERÍA Almuerzos de la Fira d’Onda.

Ver galería completa

El día se despertó lloviendo, pero aún así los casales, restaurantes y bares fueron llenándose con motivo del tradicional almuerzo de feria. Cuando más arreciaba estaban ya a cubierto disfrutando de los robellones y tordos. Desde las 10.00 horas de la mañana y hasta bien entrado el mediodía, los colectivos aguantaron el chaparrón en sus locales esperando que amainara y alargaron así el almuerzo hasta entrada la tarde.

La tromba obligó a suspender los actos oficiales de la mañana. Así, se suspendieron por las condiciones climatológicas, entre ellos el esperado pasacalles de las peñas, que este año como novedad iba a contar con la participación de 30 charangas. Pero eso no fue motivo para que algunos valientes sacaran sus chubasqueros y paraguas e hicieran un improvisado pasacalle. De esa manera las peñas, que iban sin orden por las calles, fueron juntándose haciendo así más grande el número de participantes. Algunas charangas, ya contratadas, recorrieron las calles haciendo frente a una lluvia incesante. También se canceló la inauguración de la feria alternativa, que espera iniciar hoy su actividad.

No obstante, el cielo respetó los actos taurinos de la tarde. Así, se pudieron exhibir los toros del Ayuntamiento y las peñas. El primero, de la ganadería de Victorino Martín Andres, que se convirtió en el esperado “bou de fira”. El segundo, de la ganadería Urcola, que fue el sustituto del que se tenía previsto de la ganadería de Monteviejo, dio mucho juego a los recortadores. A continuación el toro de la peña TI-K, que fue el más aplaudido y que llegó a romperse un cuerno contra un cadafal. Finalmente, la peña Flakys desencajonó un morlaco de la ganadería de Román Sorando. H