+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Comarcas

 

alumnos de hostelería se encargan de la cena

Letras de etiqueta para una noche de gala en Benicarló

La entrega de los premios literarios reúne a autoridades y personas de la cultura

 

BENICARLÓ
05/11/2016

Numerosas personalidades del mundo de la lengua y la cultura se dieron cita anoche en Benicarló en torno a la entrega de la primera edición de los Premios Literarios Ciutat de Benicarló. Al acto, que se desarrolló en dos escenarios diferenciados y estuvo presidido por la alcaldesa, Xaro Miralles, acudieron, entre otros, el delegado de Presidencia de la Generalitat, Adolf Sanmartín; el presidente del Institut d’Estudis Catalans, Joandomenec Ros; y el director del Institut Ramon Llull, Manuel Forcano, además de representantes de Acció Cultural del País Valencià y de el Omnium Cultural, y destacados miembros de instituciones y entidades que, desde el primer momento, han apoyado los premios, como Onada Edicions, Ashland Chemical, IFF, Fundación Caixa Benicarló, la UJI y el centro integrado público de Formación Profesional.

La cuidada puesta de largo tuvo como maestros de ceremonias al actor Francesc Anyó y a la periodista Reis Juan, mientras que la banda Free Jazz Boleros puso la nota musical. Ante el numeroso público del auditorio Pedro Mercader, el ilustrador Juan Hernanz y la escritora Fátima María Fernández recibieron el premio internacional de álbum infantil por La maleta del abuelo, una entrañable obra en la que se aborda la problemática del alzhéimer.

El premio de narrativa memorialística fue para el reconocido autor burrianense Joan Garí, por su obra L’única passió noble. El de divulgación científica recayó en Joan Borja i Sanz, por Sobre l’alquímia de la vida. Conversa amb Xavier Vendrell. La obra muestra los obstáculos que encontrará un niño con vocación científica hasta hacer realidad su sueño.

Los galardonados recibieron una escultura de Iñaki Ruiz de Egino. La velada, que significa la culminación del proyecto cultural más ambicioso del municipio, culminó con una cena elaborada y servida por alumnos de Hostelería y Turismo de Benicarló. H