+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Comarcas

 

balance en la comunitat valenciana

Más de la mitad de los municipios en vías de extinción son de Castellón

Las poblaciones afectadas por el éxodo rural tienen menos de ocho habitantes por kilómetro cuadrado. 45 localidades de la provincia están ahora mismo en «riesgo severo de despoblación», según la UE

 

Más de la mitad de los municipios en vías de extinción son de Castellón -

GONZALO SÁNCHEZ
29/08/2019

En los primeros 18 años del siglo XXI, la población valenciana ha crecido un 20,4%, cinco puntos más que la media nacional. Sin embargo, estos datos esconden un crecimiento engañoso, ya que actualmente existen 71 municipios en la Comunitat que están en vías de extinción, según los datos del portal estadístico de la Generalitat valenciana. Estos municipios, la mayoría en la provincia de Castellón y en el interior, cuentan con una densidad menor a los 8 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que les sitúa en «riesgo severo de despoblación», según los nuevos parámetros de la Unión Europea (UE).

Estos datos coinciden con el informe recién publicado del Comisionado del Gobierno para el Reto Demográfico, que advierte de que, mientras que en el conjunto del Estado los municipios de más de 50.000 habitantes siguen aumentando su censo, el 80 % de las localidades de menos de mil personas continúan vaciándose.

Además, según los datos del Gobierno, uno de cada cinco municipios en la Comunitat Valenciana (21,4 %) está en el segundo nivel de alerta de despoblación, lo que quiere decir que tienen una densidad menor a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. La gran mayoría de estos municipios se sitúan en el interior de las provincias de Valencia y Castellón.

LA ‘ESPAÑA VACÍA’ EN LA COMUNITAT // A nivel territorial, la desertización demográfica no incide de la misma manera en todas las provincias. La mayoría de los municipios en situación crítica por sus bajas tasas de despoblación se ubican en Castellón, con 45 localidades con una densidad menor a los 8 habitantes por km2. Esto supone que una de cada tres están en vías de extinción. En el segundo lugar se sitúa València con 18 municipios, todos en el interior de la provincia y lo cierra Alicante, con tan solo 8 municipios en riesgo de desaparición. En el conjunto del Estado, los municipios en riesgo severo de despoblación ascienden al 38 %, lo que supone alrededor de 3.000 localidades que están al borde de la desaparición en todo el país.

El podio de la Comunitat que está a punto de quedarse vacía lo ocupa Castell de Cabres, situado en la provincia de Castellón, con tan solo 0,62 habitantes por kilómetro cuadrado. Es el municipio con menos población de toda la autonomía. Le siguen de cerca Vallibona -ambos en la Tinença de Benifassà, en Els Ports-, con 0,82 habitantes, y Puebla de San Miguel, con 0,96, este último situado en Valencia. Algunos ayuntamientos más en alerta roja por despoblación según la Unión Europea son, en la provincia, Sacañet o la Pobla de Benifassà, además de Andilla y Vallanca, que no superan los tres vecinos por kilómetro cuadrado.

PIERDEN MÁS LOS PEQUEÑOS // El tamaño de un municipio es una variable que incide de manera determinante en la despoblación de la Comunitat. Según los datos del Gobierno, en los últimos 20 años han perdido población el 62% de los municipios españoles, una cifra que se reduce a uno de cada tres municipios (36%) si hablamos de la Comunitat. En especial pierden población los pueblos pequeños de menos de 500 habitantes, que son el 83% de los municipios que sufren de despoblación. Si atendemos a las cifras reales de residentes en una población vemos que seis de cada diez localidades en la Comunitat pierde residentes desde que comenzara el milenio.